ILUSIÓN DEL REGRESO AL TRABAJO

TÉCNICAS PARA TRABAJAR CON EFICACIA.

Posted on Actualizado enn

Hace años, no muchos, vivía en un estrés permanente. Vivía mi profesión con tal agobio que llegué a pensar seriamente en abandonarla. Buscar acomodo en la cuenta ajena, o mejor: funcionario y … ¡que les den!

imgp0657Cuando, por la mañana salía a la calle, era como si me tirase a un río  bravo que me engullía y me llevaba  a trompicones todo el día, de un lado a otro, sin rumbo fijo, sin  un respiro. Llegaba a casa agotado, pero lo peor no era eso, era la sensación de malestar e impotencia que me causaba pensar que, en todo el día, no había podido hacer nada de lo que realmente tenía que haber hecho. Si a eso le añades un par de sentencias perdidas, discusiones  y otros agobios… el malestar se había convertido, sin darme cuenta, en la rozadura permanente de mi vida.

Hace años, no muchos, decidí cambiar esta forma vivir. Decidí ser dueño de cada instante de mi vida. Comencé a vivir mi propia historia, en medio de los acontecimientos, a los que les doy el sentido que yo quiero darles.

Esto, además de una frase preciosa, hay que ponerlo en práctica. Por eso quiero compartir contigo algunas técnicas muy sencillas  que he ido mejorando día a día, para llevar las riendas de la vida y que, tal vez a ti, también te puedan ayudar, siempre que quieras comenzar a vivir tu propia historia, claro.

Estas son algunas de las técnicas que empleo:

Check-List-curricularLA LISTA DE TAREAS:

La técnica consiste en los siguientes  pasos: anotar, programa, ejecutar.

Anotar: La primera tarea del día, es confeccionar una lista de todas las cosas que tienes en la cabeza y sabes que tienes que hacer. Cuando te digo todas, me refiero a eso: A TODAS. Desde pasar por la tintorería, hasta hacer el recurso de apelación, pasando por minutar el juicio del otro día, o llamar a tu amiga Lola para quedar a comer: TODO.

Puedes hacerlo un papel, en tu agenda, o, mejor aun, en la lista de tareas de tu móvil. (búscala que seguro que tu móvil la tiene. También puedes anotarlo en la lista de tareas de outllook: si no sabes hacerlo, mira algún tutorial.)

La finalidad de esta lista, es visualizar de forma gráfica todas las tareas que tiene que hacer ese día, para programar mejor  su ejecución.

Programar:

Numera  las tareas que has puesto en la lista, por el orden en que las vas a ejecutar y CÚMPLELO.

Habrás oído la clásica distinción entre lo urgente y lo Importante. Recuerda que el valor de lo importante lo decides tú. Si no tienes claras las prioridades de tu vida, recuerda: Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y familia sí.

Lo urgente viene de la mano del olvido, de una mala gestión de tu tiempo. Si no programas la ejecución de las cosas, los actos más insignificantes y rutinarios, de repente, se pondrán la chaqueta roja del olvido y se plantarán delante de tu vida reclamando toda tu atención. Dejarás de hacer lo importante para convertirte en abogado  bombero: “apagando fuegos todo el día”.

Ejecutar:

Algunos criterios para priorizar la ejecución de las tareas:

Motivación: empieza por aquello que más te motive. La ilusión por hacer algo, se siente de forma tan clara que no dudarás en elegir lo que más te apetece. Pero recuerda que la motivación también se provoca, generando ilusión con tu mente antes de acometer una tarea.

La regla de los dos minutos: Si tienes varias cosas sencillas que hacer y otra más compleja o que requiera toda tu atención, es conveniente ejecutar primero aquello que puedes hacer rápido: en “dos minutos”. Los dos minutos no es algo literal, pero casi. Se trata de despejar la mente y de obtener esa sensación de relax que produce saber que en poco tiempo, has podido ejecutar casi todas las tareas de la lista.

Cuando acometas la tarea compleja, tu mente se sentirá más relajada y dispuesta, sabiendo que está todo hecho y solo queda eso por terminar, de forma que tu capacidad de concentración es mucho mayor.

Una vez ejecutada una tarea, TACHALA DE LA LISTA. Verás que satisfacción produce, ver como te cunde el trabajo.

 

Cómo trabajar de manera inteligente en la oficinaDELEGA: En muchas ocasiones nos empeñamos en hacer tareas que podríamos delegar. No es escusa que tengas el despacho en casa, o que estés solo. Puedes pedirlo a la procuradora, meterte en algún grupo de Fb y pedir el favor a algún compañero, demorarlo al día siguiente que pasarás varias horas delante de la puerta de la sala de vistas “esperando para suspender el juicio…”

Una estrategia que me funcionaba muy bien cuando empecé y estaba solo era  el “Tornallóm” (“tornar el llom”: devolver el lomo en valenciano) consiste en tener un grupo de dos o tres compañeros que recíprocamente nos hacíamos este tipo de favores. El origen procede del derecho foral valenciano entre los agricultores: quien pedía ayuda al vecino para recolectar la cosecha,  quedaba obligado a “Tornar el Llom”, es decir a corresponder  y devolver el favor, agachando el lomo, en la recolección de la cosecha del otro.

redes sociales (1)NO MANTENGAS ABIERTO EL CORREO.

Hoy nos llega el 90% de las cosas por correo electrónico. Si al llegar al despacho lo abres y lo dejas abierto, cada vez que te entre un nuevo correo querrás verlo y te distraerás en tu tarea.

La concentración en el trabajo es esencial para ser efectivo, si miras el móvil cada vez que alguien hace algún comentario en un grupo de Whatsapp, perderás tu concentración en tu trabajo y arruinarás tu eficacia. Si quieres ser efectivo: programa como una tarea más la  consulta del móvil y del correo.  Mientras haces otras cosas: ponlo en silencio o ciérralo.

 

Divide-y-VencerasDESMENUZA EN PARTES SENCILLAS LAS TAREAS COMPLEJAS.

El agobio que produce saber que te enfrentas a una tarea complicada, se resuelve desmenuzando esta tarea en todas sus partes, para ejecutarla mejor.

Por ejemplo, para hacer un recurso de apelación tendrás que: releer la demanda, la contestación, releer otra vez la mier… de sentencia, el “peñazo” de ver  CD del juicio, transcribir lo importante, mirar jurisprudencia…

La tarea: “hacer el recurso de apelación”, parece terrible, pero es muy sencillo programar cada día  una o dos de las tareas que comprende su total ejecución y hacerlas, a lo largo de los 20 días del plazo. De esta manera no tienes que bloquear  toda tu actividad hasta terminar el recurso y lo podrás compaginar con las demás tareas de cada día.

Esto evita también esos tapones de trabajo que produce el “encerrarse con una tarea” y no hacer otra cosa hasta terminarla. Si la desmenuzas y programas, la podrás realizar poco a poco y sin el agobio de saber “la que te espera al terminar”.

DISFRUTAR EN EL TRABAJOHace años, no muchos, recuperé  la ilusión por aprender todos los días algo nuevo, por probar otras formas de hacer las cosas de manera diferente.

Pierde el miedo a equivocarte: forma parte del hecho de tomar tus decisiones. Atrévete a disfrutar con tu trabajo y poco a poco, recuperarás la ilusión, por vivir tu propia historia.

Anuncios

RENOVAR LA ILUSIÓN POR TU NEGOCIO: La mejor forma de volver de vacaciones.

Posted on Actualizado enn

7b58617549182f3ce70bf895c7226431_XL Los días del verano son para descansar, olvidarse del trabajo y recargar las pilas.

Pero también es necesario recuperar la ilusión por lo que haces a diario, de empezar con nuevas ideas, con ganas de crecer, de cambiar, de hacer mejor lo cotidiano.

Por eso te propongo en estas líneas que te ilusiones pensando y diseñando como mejorar en tu negocio. Que emplees el descanso para soñar despierta o despierto, diseñando a donde te gustaría llegar.

Para crecer es necesario mejorar un poco cada día. Por eso, pensar en estos días como mejorar tu negocio, es una tarea que puede llenar de ilusión esos paseos por la playa, mientras flotas en la piscina o saboreas una buena jarra de cerveza fría.

Comenzamos:

Para que tu proyecto funcione te propongo dos ideas:

  • 1).- Mejora algo ya existente y que consideres imprescindible mejorar.
  • 2).- Proyecta algo nuevo.

Para mejorar algo debes empezar por analizar tu despacho como un negocio y hacerlo desde la perspectiva que te da el recreo del verano: analiza donde estás y a donde te gustaría llegar. Eso te ayudará a ver lo que tienes que cambiar de tu negocio.

Si ves que son muchas las cosas, haz una lista y elige SOLO, las dos o tres primeras que consideres más necesario mejorar. Si quieres hacerlo todo acabarás por no hacer nada. Por eso céntrate e un par de cosas: pintar las paredes del despacho, instalar un programa de gestión de despacho, comprarte un archivador para ordenar los expedientes y eliminar los montones de expedientes de las sillas, del suelo y de la mesa de reuniones, etc.

Un consejo: Antes de comenzar con la mejora INMORTALIZA EL CAOS. Saca con el móvil una o dos fotos de las paredes desconchadas, de los montones de expedientes en las sillas etc. Cuando termines de pintar, o de meter el último expediente, saca un par de fotos y compara. Disfrutarás mucho más de tu esfuerzo.

Crea algo nuevo:

Esta puede ser la parte que más te ilusione de tu proyecto.

Analiza tu clientela: a qué se dedican la mayoría de tus clientes. Que tienen en común. Que información puede serles útil.

Planifica las acciones:

Los clientes valoran positivamente tu interés por su negocio.

Los clientes acuden al abogado SOLO cuando tienen un problema.

De ti depende cambiar eso: acostumbra a tus clientes a que consulten antes de que les surja el problema. Pagar por ello es siempre más barato que un pleito.

Algunas ideas:

La información SOLA no vale de mucho. Dale forma. Aplícala a tus clientes. En lugar de mandarles un boletín por mail con decretos y normas, es preferible que les cuentes como deben actuar ante un cambio legislativo o que subvenciones existen para hacer crecer su negocio. También puedes compartir con ellos algún artículo de internet que creas que puede serles de interés.

Planifica reuniones con dos o tres clientes que tengan intereses afines o complementarios, en lugar de mandarles un mail informativo. Deja que se conozcan. Que valoren tu esfuerzo y tu interés por ayudarles a crecer.

Crea una pagina en Facebook destinada a tus clientes, donde puedas comentar las novedades y mantenerles informados de todo lo que pueda serles de utilidad.

Un consejo: no la conviertas en un basurero de leyes que nadie lee. Trata la información antes de comunicarla para que les sea útil a tus clientes.

Recuerda: los pescadores usan el cebo para atraer a los peces. Pero si estos se alimentan con el cebo, no pescan. Hay que dar la información precisa para provocar el interés de los clientes y que acudan a ti para saber aplicarla. Si lo cuentas todo… no pescas.

 

Estas son algunas ideas para que el regreso a tu trabajo te llene de ilusión. Haz que el final de las vacaciones sea tu trampolín para un año cargado de nuevas ideas: imagina, crea, disfruta.

La vida, al igual que la música, esta hecha de contrastes que dan sentido a la armonía del conjunto: del silencio surge la nota… para desvanecerse de nuevo en el silencio y crear la sinfonía de cada día.

Feliz verano… Feliz regreso.