ARTÍCULOS PUBLICADOS

El orden en la mesa del abogado

Posted on Actualizado enn

Antes de que empieces  a leer lo que te voy contar, me gustaría que observes tu mesa de trabajo tal y como está. Con  tu móvil, hazle una foto y mírala.

Ahora dime: ¿Qué sensación te transmite la foto? ¿Te atreverías a publicarla?

¿Que hay en tu mesa de trabajo?

¿Necesitas tener todo eso en tu mesa, para trabajar?

Tu mesa de trabajo es como tu laboratorio. En ella pasas la tercera parte de tu vida. (al menos ocho horas de cada día) De ella dependen tus ingresos y tu prestigio. Si no te sientes a gusto trabajando, tarde o temprano sentirás ganas de abandonar la profesión o, peor aun, el desorden te pasará su factura, en forma de sanción por responsabilidad profesional, cuando pierdas un documento, se te pasen los plazos o te olvides recurrir esa sentencia que quedó olvidada debajo del desorden de tu vida.

KAOS DE PAPELESVer tu mesa, al comienzo de la mañana llena de papeles, ceniceros rebosantes de colillas, vasos vacíos y rodales de café, incluso restos de comida… es reflejo evidente de que algo dentro de ti funciona mal.

Hasta que el inconsciente no se haga consciente, el subconsciente dirigirá tu vida y tú le llamarás destino.” (Carl Jung )

Aunque me repita más que el ajo, el orden para el abogado, es un requisito esencial en el ejercicio de la profesión. Tan importante como el conocimiento.

No es un capricho o un aderezo que da brillo a tu trabajo. Sin orden no se puede ejercer la profesión de abogado.

El Desorden ralentiza tu trabajo, te hace sentir a disgusto contigo mismo sin saber por qué. Empolva tus alegrías.

Esto no lo enseñan en la facultad. Tampoco  sé de ningún seminario o curso que lo enseñe. Lo enseña el error. El perder una tarde de trabajo buscando un documento, mientras la amargura va desbordando tus emociones  y tus pensamientos no paran gritar que así no se puede funcionar.

No esperes a que el desorden te haga daño. Reacciona.

¿Que es necesario tener en la mesa?

LUZ: una lámpara que ilumine la zona de trabajo y no te dé sombras cuando escribas, para lo cual debe estar a tu izquierda si eres Diestro y a tu derecha si eres zurdo, para que la sombra de tu mano no te moleste al escribir, aunque esto, hoy en día,  es muy relativo dado que: a) la mayoría de las veces escribes en el teclado del ordenador, no a mano. Y b) puedes tener luz de ambiente o colgando sobre la mesa que ilumine suficientemente tu zona de trabajo, sin ocupar espacio en tu mesa.

ESCRITURA: Bote de lápices:  Bolígrafos y rotuladores para subrayar, que funcionen, lápices con punta. Etc.

Si no escriben tíralos. Hoy con el uso de la informática, los bolígrafos corrientes han bajado los precios estrepitosamente, un bolígrafo que no escribe no sirve para nada. La basura no  es un recuerdo. Los recuerdos no se guardan en el bote de lápices. (Yo tuve muchos años en el bote, un bolígrafo de Fátima que me regalo mi tía Carmen. Jamás funcionó, pero los pastorcitos seguían cayendo por la capsula de agua, junto a unas pelusas que imitaban la nieve.)

También venden unas bandejas muy útiles para guardar todo esto en el cajón de la mesa. Los clips, grapadora, taladradora, puedes tenerlos en la mesa, pero no es necesario que estén encima, sino guardados en un cajón. Piensa un momento: ¿cuantas veces al día, usas la grapadora o la taladradora?

COMUNICACIÓN: Un teléfono fijo, si es que aún lo utilizas, o tu teléfono móvil. El teléfono fijo, sigue siendo útil para comunicarte con las demás personas de tu despacho o de tu casa, cuando tienes el despacho en ella.

LA AGENDA: para anotar los señalamientos y próximas reuniones, aunque yo prefiero tener la agenda en el móvil y en el ordenador, sincronizadas ambas de forma permanente con el programa de gestión.

ALGO PARA TOMAR NOTAS: digo algo, por que puede ser un bloc de papel, tu IPad, o el portátil.

NADA MÁS.

Necesario para trabajar, no hay nada más. El ordenador, si es portátil, lo puedes poner y quitar, si es un pc, mi consejo es que lo ubiques en una mesa auxiliar. Puedes poner fotos de tu familia, macetas con flores… decora a tu gusto una vez limpies y ordenes tu mesa de trabajo con aquello te motive y te aporte ilusión en tu trabajo

Me dirás: ¿Donde guardo los papeles, los  expediente etc.… Encima de tu mesa de trabajo, NO, por supuesto. Encima de las sillas o las mesas auxiliares tampoco. ¿Entonces? En un archivador.

Tal vez te interese este artículo sobre  el orden de los expedientes.

Atrévete a ordenar tu mesa.

ANTES DE EMPEZAR A TRABAJAR: cómprate un montón de carpetas, un una bolsa grande de basura y un buen rotulador.

Vacía completamente tu mesa, siguiendo la regla de los tres montones: Coloca todo lo que hay en tu mesa en estos tres montones:

  1. ELIMINAR (basura)
  2. ALGUN DÍA (cosas que pueden ser necesarias en otro momento y que sea interesante guardar: una revista con un artículo de un asunto parecido a uno que llevas, una sentencia importante etc. )
  3. HACER (TODO LO QUE IMPORTA Y DEBES ARCHIVAR Y CONSERVAR, Expedientes documentos de asuntos etc.).

Ve colocando cada cosa que hay en tu mesa en su montón. Cuando la mesa este vacía, tendrás la bolsa de basura llena y dos montones. El montón de algún día, y el de hacer.

El montón de algún día, define tu forma de ser. Observa lo que has puesto en él y haz un ejercicio de honestidad contigo mismo. De todo ese montón, seguro que hay cosas que realmente nunca utilizaras.  Es el momento de ser exigente contigo mismo. Si guardas cosas inútiles, terminarás por no tener sitio. Mira la basura y, lo que no vayas a utilizar, TÍRALO.

Los papeles que realmente te interesen para algún día,  puedes guardarlos de dos maneras. Los referentes a asuntos concretos, (revistas con un artículo sobre clausula suelo, por ejemplo, o una fotocopia de una sentencia de caso similar), mi consejo es que lo archives en la carpeta del asunto que te puede ser útil y donde de verdad lo necesitarás.  Ademas, cuando tengas otro asunto similar, te será mucho mas fácil recordar que, en aquella carpeta del asunto similar, tienes esa sentencia o aquel artículo.

Las demás cosas, del montón de algún día, guárdalas en carpetas por materias  con el lema común: ALGÚN DÍA.

DURANTE EL TRABAJO

Cuando te pones a trabajar si, aun utilizas expedientes en papel, ten en cuenta estas sencilla reglas:

1º) Cuida el orden interno de  expediente.

2º) Si precisas consultar otro expediente, NUNCA lo abras nunca encima del anterior, cierra el primero para abrir el otro. Si no cuidas este detalle, los papeles de un expediente, acabarán mezclados en el otro y te volverás loco buscándolos.

3º) Cuando termines con un expediente, antes de  cambiar de asunto, ordena los papeles antes de cerrar la carpeta.

AL TERMINAR CADA DÍA:

RECOGE: Los papeles a su carpeta y ordenados. Los expedientes al archivador. Los lápices, bolígrafos, rotuladores etc. A su bote o a su cajón.

Deja tu mesa de modo que cuando vuelvas por la mañana,  la encuentres limpia y dispuesta para empezar de nuevo con ganas. Lograr que tu mesa de trabajo te haga sentir a gusto, depende de este pequeño detalle.

Recoger es la última tarea del día. Este pequeño esfuerzo es la ilusión del comienzo de mañana.

Se tú, el cambio que quieres ver en tu vida.

Que los disfrutes.

Anuncios

5 PASOS PARA EVITAR AGOBIOS EN TU AGENDA

Posted on Actualizado enn

Divide-y-Venceras

En las tareas del abogado surgen con frecuencia, determinadas actividades que, por su complejidad, requieren de un mayor esfuerzo y dedicación.  Me refiero por ejemplo, a una demanda compleja, un recurso de casación o apelación complicado, o la  creación de un despacho virtual entre varios compañeros.

Normalmente, las tareas sujetas a plazo,  los abogados solemos ejecutarlas de golpe, siempre los últimos días, concentrando durante este tiempo, todo nuestra esfuerzo y dedicación a esta única tarea, por lo que se deja de atender todo lo demás, provocando el colapso de la agenda y un estrés considerable.

Para evitar esta situación, voy a comentarte la técnica del troceado o desmenuce que consiste, básicamente, en descomponer las tareas complejas en sus diversas partes, programando después su ejecución a lo largo del plazo concedido para ejecutarlo y realizarlo poco a poco, compaginando la ejecución de cada parte, con las demás actividades diarias.

Ventajas:

1. Evitas los tapones y el colapso de agenda que suelen ocurrir, cuando pasas una semana con una sola tarea.

2. El hecho pensar  primero las partes de lo que vas a ejecutar, supone una labor de análisis que te genera una visión del conjunto, esencial para su posterior ejecución. Analizas serenamente todo el proceso, desgranando las partes del conjunto y  logrando así una mayor eficacia en la ejecución.

Cuando descompones una tarea, comprendes mucho mejor la finalidad de cada parte, su importancia o intrascendencia. Enfrías el proceso de tu subjetividad profesional y das al resultado el impacto de la excelencia.

3. En tercer lugar, la perspectiva que alcanzas con esta técnica, te permite priorizar y delegar las partes del trabajo, dando al conjunto una mayor serenidad y eficacia.

4. Evitas la pereza o procrastinación inconsciente: procrastinar (del latín procrastirnare) es posponer, retrasar indefinidamente la ejecución de una tarea o actividad.

Cuando te enfrentas a una tarea que tu cerebro juzga descomunal o compleja, nunca hay tiempo para empezarla. Cada vez que te lo propongas, tu subconsciente te sugerirá mil excusas diferentes para que, eso que requiere todo tu esfuerzo y concentración, no lo hagas. Sin embargo, ejecutar una pequeña parte de ese “todo” (releerte la demanda por ejemplo), como primera parte del proceso, es algo sencillo y concreto que te resulta más fácil para empezar.

  • Por último, con este método generas ilusión en momentos de bajón, al ver que es posible lo que ates te parecía inalcanzable.

LOS PASOS  :

Check-List-curricular1º Enumera.

Descomponer las diferentes tareas que debes realizar es un proceso de análisis. Primero escribe en un papel todo lo que se te ocurre respecto a la ejecución de la tarea y, cuando digo todo, me refiero a eso: A TODO.

Luego vendrá el analizar cada parte en su importancia y urgencia, incluso suprimirla por su inutilidad, pero para ello, debes enumerarla primero.

Para que me entiendas cuando me refiero a TODO, te propongo como ejemplo las diferentes tareas que sueles hacer cuando te planteas recurrir una sentencia perdida.

  • Leer el fallo de la sentencia, y ponerte de mal humor.
  • Mandar la sentencia al cliente, quedar con él.
  • Valorar los costes del recurso.
  • Leer demanda y contestación de la demanda. (querella y escritos de acusación y defensa)
  • Repasar las pruebas practicadas, visionar grabaciones de los juicios.
  • Leer de nuevo la sentencia. Y detectar los posibles motivos para recurrirla.
  • Pedir aclaración de sentencia
  • Buscar jurisprudencia de cuestiones procesales y del fondo del asunto.
  • Planificar los motivos del recurso.
  • Comentar ideas con otro compañero.
  • Redactar el recurso.
  • Repasar la redacción.
  • Presentar el recurso

Todas estas tareas y alguna más que podría añadirse, son las que debes enumerarte para seguir adelante.

2º Prioriza Cuando tienes la lista delante y sabes que tareas son más importantes, cuales te son más fácil y atractivas de ejecutar que las demás, puedes decidir y programar mejor su ejecución. Enumera  cada parte por  el orden que vas a acometer la ejecución,

1.- Leer el fallo de la sentencia y ponerte de mal humor.

3.- Mandar la sentencia al cliente, quedar con él.

2.- Valorar los costes del recurso.

4.- Leer demanda y contestación de la demanda. (querella y escritos de acusación y defensa)

7.-Repasar las pruebas practicadas, visionar grabaciones de los juicios.

5.- Leer de nuevo la sentencia. Y detectar los posibles motivos para recurrirla.

6.- Pedir aclaración de sentencia

8.- Buscar jurisprudencia de cuestiones procesales y del fondo del asunto.

9.- Planificar los motivos del recurso.

10.- Comentar ideas con otro compañero.

11.- Redactar el recurso.

12.- Repasar la redacción.

13.- Presentar el recurso

3º Planifica su ejecución. Es el momento de distribuir en la agenda la ejecución de cada parte del proyecto para acometerla cada día. Busca los días y horas en tu agenda que mejor te acomode para cumplir con cada tarea y CÚMPLELO.

Captura de pantalla 2016-12-28 a las 7.46.25

4º Delega y adjudica cada tarea. Si estas solo, puedes entrar en los grupos de Fb, Twitter, linkedin y  preguntar si alguien puede aportarte sentencias de casos similares, ideas o sugerencias: COMPARTIR es una de las grandezas de esta era de la comunicación. Seguro que en poco tiempo obtienes muchísimas sugerencias que te empujarán en la ilusión de tu proyecto. Cuando troceas primero, controlas mucho mejor su ejecución. Te sientes dueño de cada momento, el enfoque del conjunto crece en el trabajo, generando mayor concentración y eficacia, en lugar de trabajar con el estrés y la presión del último día.

chica duda teclear

5º Analiza, compara, diseña: PENSAR PARA ESCRIBIR, en lugar de escribir para pensar, (que es lo que hacemos la mayor parte de los abogados del mundo). La perspectiva que obtienes al ver las partes del conjunto, te permite planificar mejor las ideas y como estructurarlas. Después, cuando das forma con palabras a lo que primero surgió de las ideas, el texto goza del privilegio de la distancia. Surge así la elocuencia,  la perspectiva que dará al  conjunto, el valor de la eficacia.

Consejo: Seguimiento y control de ejecución: En los proyectos de larga duración, cuando delegas partes importantes del conjunto, es necesario planificar el seguimiento. Programa reuniones periódicas  del equipo para analizar el conjunto de la ejecución, parar para ver donde estás, donde querías llegar y corregir, en su caso, el rumbo del proyecto. Esta tarea es imprescindible si quieres tener éxito.

DISFRUTAR EN EL TRABAJOPor cierto, el éxito, igual que el fracaso, son percepciones sociales del proceder humano. No te dejes engañar. Lo mejor de tu trabajo lo tienes en tu satisfacción personal de cada día. Si mantienes viva la ilusión por  cada  instante, tu trabajo se convertirá en una fuente inagotable de satisfacción personal.

 

LA ACLARACIÓN DE SENTENCIA Y LA INTERRUPCIÓN DE LOS PLAZOS PARA RECURRIR

Posted on

Nota: al final del artículo puedes encontrar dos formularios de aclaración y completación.

Cuando se pierde una sentencia, te enfrentas a los siguientes retos:

  • proposicion de prebasTú y tu estado emocional alterado.
  • Tu cliente y su frustración por no obtener el resultado apetecido.
  • Las posibles consecuencias económicas del resultado adverso para tu cliente. No cobra y debe pagarte a ti y tal vez, también las costas del adversario.
  • Las dificultades que se presentan, de repente, para cobrar a tu cliente, al haber perdido el pleito
  • El estudio de lo actuado, del proceso, el análisis global de lo pedido y denegado.
  • El coste económico y de esfuerzo de un posible recurso.
  • Tu cansancio por la lucha con el mismo tema tanto tiempo y tener que seguir peleando.
  • El agobio y el estrés que supone añadir un plazo más a tu agenda.

Lo que a continuación te propongo no es una solución al pasado.

Si algo he aprendido es que el pasado solo existe en la mente como recuerdo. Nada más.

En esos momentos en que la cabeza se siente aturdida por el resultado adverso del pleito, lo que más falta hace es TIEMPO:

agenda-personal-aumentar-productividad-admini-T-xzirhqTiempo para serenar tu mente, ordenar tus ideas y plantear tu estrategia.

Tiempo para comunicar lo sucedido al cliente y compartir con él tu estrategia.

Tiempo para recuperar la esencia de ser objetivo y ver las cosas desde su centro.

Tiempo, en la jurisdicción social o en los desahucios, para que tu cliente pueda lograr un aval por el importe de la condena, y poder, así, anunciar el recurso dentro de plazo.

Por ello lo primero que debes saber es que al solicitar la aclaración de la sentencia, o de cualquier resolución judicial, se suspende los plazos para recurrir.

Ventajas e inconvenientes de la aclaración de sentencia

Entre las principales ventajas de la aclaración de sentencia, como ya te he dicho es que suspende los plazos para recurrir.

– Es un tramite rápido y sencillo

– Te permite aclarar dudas y omisiones de la sentencia, sin necesidad de interponer un recurso,

-La aclaración no tiene naturaleza de recurso, sino de acción declarativa, que completará lo omitido en la resolución judicial aclarada

-No tiene prevista la imposición de costas, en el derecho español.

Inconvenientes:

Puedes retrasar el asunto.

Puedes complicar un posible recurso contra la sentencia.

Suele tener un plazo muy corto (de dos días para la aclaración de errores materiales, (214 Lec), o de cinco días para solicitar la adición de aquellas cuestiones que, siendo objeto de las pretensiones de las partes, se han omitido en la resolución que se aclare. (215 Lec.).

SUSPENSIÓN DE LOS PLAZOS PARA RECURRIR.

El Art. 267 de la ley Orgánica del Poder Judicial en su nº 9 dice:

“Los plazos para los recursos que procedan contra la resolución de que se trate se interrumpirán desde que se solicite su aclaración, rectificación, subsanación o complemento y, en todo caso, comenzarán a computarse desde el día siguiente a la notificación del auto o decreto que reconociera o negase la omisión del pronunciamiento y acordase o denegara remediarla”.

Esto sucede, no solo en nuestro ordenamiento jurídico, sino también, en casi todas las legislaciones del derecho comparado. La razón de ser de esta paralización de los plazos procesales para recurrir es que, desde que se pide y hasta que se aclare, o no, la resolución, esta puede sufrir cambios o modificaciones y, por ello, la resolución que se pretende aclarar, no está completa. No alcanza la condición de resolución definitiva, si se trata de sentencias u otras resolución que resuelven, en último término, sobre las pretensiones de las partes, hasta que el órgano judicial que la dictó decida si procede o no su aclaración.

En este sentido puede verse Aclaración y corrección de Resoluciones Judiciales (Clarification and correction of judgments Juan Morales Godo Pontificia Universidad Católica del Perú).  Revista de la Maestría en Derecho Procesal, Vol. 5(1), 2014 (ISSN 2072-7976) [47]. O también El Art- 359 del código federal de procedimientos penales de México. “La aclaración propuesta interrumpe el término señalado para la apelación”. 

Tipos de aclaración de sentencia y plazos para pedirlas:

Aclaración de errores materiales: el artículo 214 de la ley procesal civil española (LEC) establece un plazo de 2 DÍAS HABILES para solicitarla, desde la notificación de la resolución. Indicando que los errores materiales, manifiestos y aritméticos, podrán rectificarse en cualquier momento.

La adición de extremos solicitados en la demanda o reconvención y no resueltos por la sentencia.

El art. 215 de la ley procesal española (LEC), y el 267 nº 5 de la Ley orgánica del poder judicial (LOPJ), establecen diversos supuestos en los que cabe plantear este trámite para remediar:

  1. Las omisiones o adición de cuestiones precisas para llevar a efecto estas resoluciones 2 días, sin traslado a la otra parte.
  2. la omisión de algún pronunciamiento debidamente planteado y sustanciado en el proceso. En este caso se puede solicitar la petición dentro de los 5 días desde la notificación, previo traslado de alegaciones a las demás partes.
  3. Del mismo modo procederán los secretarios (hoy letrados de la administración de justicia,) para aclarar decretos o Diligencias de ordenación.

Mediante esta posibilidad, se permite que el tribunal pueda remediar incongruencias omisivas de sus resoluciones sin necesidad de recurrirlas, pudiendo entrar a resolver el juez o tribunal, aquellas cuestiones que, habiéndose alegado en su momento por las partes, no se hubieran resuelto en la resolución del juez o tribunal.

Los límites de la aclaración:

El mismo art. 215 lec, y 267 nº 5 Lopj, establecen como limite de esta adición a la sentencia, la rectificación de cuestiones que afecten al fondo del asunto o cambien el sentido de lo ya resuelto, pero, si pueden adicionarse cuestiones omitidas y planteadas oportunamente por las partes, como por ejemplo, la condena en costas, la condena a determinado tipo de interés (como los del art. 20 de la Ley de contrato de seguro del 20%, para las compañías aseguradoras etc.).

Sobre la rectificación de errores materiales manifiestos, nuestro Tribunal Constitucional, ha considerado como tales aquellos errores cuya corrección no implica un juicio valorativo, ni exige operaciones de calificación jurídica o nuevas y distintas apreciaciones de la prueba, ni supone resolver cuestiones discutibles u opinables, por evidenciarse el error directamente al deducirse, con toda certeza, del propio texto de la resolución judicial, sin necesidad de hipótesis, deducciones o interpretaciones (SSTC 231/1991, de 10 diciembre, FJ 4 -EDJ 1991/11700-; 142/1992, de 13 octubre -EDJ 1992/9923-).

RECUERDA:

  • cualquier tramite procesal esta sujeto a la buena fe.
  • No pretendas cambiar el fallo de la sentencia mediante la aclaración.
  • La aclaración no de pretender resolver lo que va a ser un motivo de recurso.

RECURSOS: Contra la resolución que decida aclarar o no, una sentencia u otra resolución judicial, no cabe recurso alguno.

Ahora bien, los recursos que procedan serán los que, en su caso, se puedan plantear contra la resolución aclarada, impugnándose igualmente por esta vía, como parte integrante de la misma, la impugnación de la aclaración; es decir, se podrá recurrir, si procede, la resolución en su conjunto que ahora constará de dos partes, la sentencia o resolución primeramente dictada y también, la resolución aclaratoria, como adición a la misma, decida aclarar o no, la primitiva resolución.

De hecho cuando proceda aportar copia testimoniado de la resolución recurrida, como por ejemplo en algunos recursos de casación, deberás pedir al tribunal que te expida testimonio de ambas resoluciones, la primera y también de su aclaración.

Aquí te dejo una plantilla de solicitud de aclaración de sentencia, tanto para la rectificación de errores, como para la adición de cuestiones planteadas y omitidas. En ambos casos, mediante otrosí, se recuerda al tribunal que, según la ley orgánica, la solicitud de aclaración o completación, suspende los plazos para recurrir.

FORMULARIO ACLARACIÓN DE ERRORES MATERIALES 214 LEC

FORMULARIO ACLARACIÓN ADICIÓN COMPLETACIÓN DE PRETENSIONES 215 LEC

Antes de irte de vacaciones, piensa en volver a la nueva normalidad.

Posted on Actualizado enn

nueva normalidadLlevamos muchos años ya, envueltos en la crisis. Todos deseamos volver a la normalidad.

Esta crisis ha dejado al descubierto muchas cosas, pero sobre todo, ha puesto en evidencia conductas y procesos que se han revelado carentes de todo valor ético y moral.


Marco Tulio Cicerón
decía que “el pueblo que ignora su historia, está condenado a repetirla”. Por eso quiero compartir contigo esta reflexión, antes de irnos de vacaciones:

En el siglo XVIII comenzó una etapa que nos llevó a la revolución industrial. El ser humano se obsesionó por el tiempo. Tenía que superarlo con inventos de todo tipo. Vencer al tiempo, nos trajo la máquina de vapor, el ferrocarril…

El objetivo era hacer más, en menos tiempo. Hasta hubo quien fabuló con viajar a través del tiempo, como H.G. Wells.

Pasamos de tener el tiempo en el bolsillo, como gesto de dominación, a tenerlo atado a la muñeca, como símbolo de esclavitud.

revolucion industrialEn la economía, los inventos se emplearon sin criterio alguno de moralidad: las máquinas de vapor, sustituyeron a miles de personas. Daba igual que los pobres pasaran hambre. Había que ahorrar tiempo para ganar dinero. El tiempo tuvo una digestión muy pesada en la economía, hasta la indigestión de 1.929: una de las crisis económicas más profundas de la humanidad.

Serenadas las primeras embestidas de la novedad, el tiempo se abrió paso en el ocio, en cosas que, hasta ese momento, eran impensables. Cosas grandes y buenas. Surgieron nuevas industrias: fábricas de automóviles, de aviones… el hombre en la luna. La ciencia dejó de ser cosa de locos visionarios, para prestar servicio a la humanidad. El tiempo nos dio tiempo… pero costó.

¿Y ahora?

Blog-Garrigues_Abogado-internacional-sXXIEn el siglo XIX comenzó una etapa que nos ha llevado a la era de las comunicaciones. No bastaba con ir de aquí para allá, era preciso saber que hacían los de allá y… queríamos saberlo los de aquí.

Graham Bell inventó el teléfono, se inventó el Fax. Llegó la revolución de Internet. llegaron los teléfonos móviles: dejamos de llamar a los sitios, para llamar a las personas. Después los móviles con cámara fotográfica, “no te lo cuento, te lo enseño”. El Whatsapp… Las redes sociales mostraron al mundo las grandes mentiras de la humanidad.

En la economía, la comunicación trajo la globalidad, pero sin ningún criterio de moralidad. Se mintió con descaro para vender por Internet. Los activos tóxicos se difundieron por el ciberespacio, como grandes oportunidades de negocio. Vendieron humo a los ciegos de avaricia que, con eufemismo, los gurús de la economía llamaron  “especulación”.

CRISIS DE VALORESHasta que estalló la crisis.

La falta de valores ha causado de nuevo una crisis mundial en la economía, pero esta vez, lo ha hecho través  de un mercado globalizado y la indigestión de la novedad, ha revelado la falta de valores entre los gobernantes.

La economía europea se sustentó en mentiras. Había que tener una moneda única, sin importar que las cuentas de los estados miembros fueran falsas. Quienes tenían que verificarlo, miraron para otro lado en España, en Portugal, Irlanda… en Grecia. Sin embargo, los mismos que ayer miraron para otro lado, hoy imponen condiciones de exclusión, reprochando la mentira.

Hemos repetido nuestra historia por no recordarla.

 

La crisis dura ya muchos años. La gente necesita volver a la normalidad, pero evidente, no queremos volver a la normalidad de antes. Es necesario que nos planteemos una nueva normalidad, para no repetir la misma historia.

Una nueva normalidad sustentada en los valores éticos, como guía de conductas y procesos.

Una nueva normalidad empresarial que apueste por generar talento, en lugar de generar solamente dinero. “El human age institute“, es un buen ejemplo que apuesta por esta idea y es un proyecto ESPAÑOL.

En el mundo laboral, el intercambio de la ajeneidad, del simple trabajo a cambio de dinero, debe dejar paso a la iniciativa, a la apuesta por el valor. Los empresarios deben aprender ilusionar con su proyecto, a hacer participes del beneficio a quienes quieran trabajar con él y no solo para él. Si se quiere cambiar las castas empolvadas del “ellos y nosotros”, hay que fumigar las viejas polillas del parasitismo sindical que necrosan la economía. Se tiene que fomentar la integración del equipo, con la ilusión de un proyecto común.

Uno de los pioneros de esta idea fue Sergio Fernandez planteando  El nuevo paradigma laboral

 ¿Y en nuestra profesión?

El abogado del pleito, el abogado del lío, de papeles confusos, de enredos… hay que ventilar.

Cambiar radicalmente las ideas, empezando por nosotros mismo : por ti  y por mí.

7b58617549182f3ce70bf895c7226431_XLIlusionarnos con que tenemos mucho que aportar a los demás. Una función de la abogacía que ayude a crecer en los proyectos, a evitar los conflictos, en lugar de limitarse a resolverlos, a mediar pronto en las diferencias.

Las redes sociales gritan por un mundo más honesto y la práctica de nuestro trabajo, debe ayudar a conseguirlo.

Nuestra profesión se sustenta en la confianza. Pero, ¿Generar confianza con un clic, es posible? Supone comenzar por dar siempre un presupuesto. Por no limitarse a trabajar, para ganar dinero. La honestidad no se predica, se practica. La idea de una apuesta generosa: dar a cambio de nada, es el comienzo de la interacción en las redes sociales.

La abogacía debe dar paso al ejercicio de las tres “Es”: Experiencias. Expectativas. Emociones.

El cliente nos trae sus Experiencias.

Nuestro estudio le genera Expectativas.

Cuidamos de la persona, cuidando sus Emociones.

El cliente que vuelve a tu despacho, el que te recomienda a otro cliente, no es aquel al que le ganaste el pleito. Es aquel al que has cuidado emocionalmente: aliviando sus miedos y generando ilusiones.

Me dirás: ¿Y … ya está?

Si te lo cuento todo, tú… ¿que pones?

Crea.

Si quieres colaborar conmigo, ve pensando como mejorar nuestra profesión a lo largo del verano. A la vuelta compartiremos las ideas.

¡Felices vacaciones!

 

LA GESTIÓN DE TIEMPO DEL ABOGADO. Parte I

Posted on Actualizado enn

2013-12-06 12.49.15I) INTRODUCCIÓN:

 El estrés es una palabra inglesa que se ha metido tan deprisa en nuestras vidas que no hemos tiempo de traducirla.

Una de las principales causas del estrés, en la profesión del  abogado, es la mala gestión del tiempo.

Aprender a gestionar tu tiempo es tan importante como tu conocimiento. Si sabes mucho pero no eres capaz de hacerlo a tiempo, tu conocimiento no sirve de nada.

La programación y la gestión del tiempo tiene su técnica y se ha escrito mucho sobre ella. Lo que pretendo aquí es exponer, desde mi experiencia y aprendizaje personal, como aplicar las diferentes técnicas de gestión del tiempo del abogado.

 II) El tiempo como herramienta.

 El tiempo es una herramienta de tu trabajo. Dedicas cierta cantidad a cada asunto, en función de su mayor o menor complejidad y de tu experiencia. Cobras en función del tiempo que dedicas. Por eso es necesario programar tu actividad profesional, para lograr ser efectivo. Si no lo haces, los eventos se van presentando de forma desordenada y te conviertes en lo que yo llamo “abogado bombero”: apagando fuegos todo el día.

 2012060475Porno quema hombres estresado_IntIII) Tres reglas importantes para la gestión de tu tiempo:

 1. No vivas para tu trabajo, trabaja para vivir y disfrutarás del  trabajo.

Como expuse en el  Post sobre La gestión del problema ajeno y la técnica jurídica., en un día cualquiera de tu vida, duermes 8 horas, trabajas 8 horas y las restantes 8 horas las empleas en hacer todo lo demás: familia, amigos, deportes… vivir.

 Además de abogado, seguro que eres madre o padre, hijo o hija,  novia o bobo, amigo o amiga… Tu vida no solo es trabajo. Pero tu día tiene las horas limitadas. Si no incluyes todos los eventos en la programación de tu vida, te convertirás en el progenitor ausente, el  hijo despreocupado, el enamorado postizo, o el examigo de toda la vida.

 2. En tu tiempo mandas tú.

Si en lugar de programar lo que vas a hacer cada día y mandar sobre tu tiempo, dejas que la vida y los otros se encarguen de hacerlo, lo harán. Cuando sales de casa por la mañana es como si te tiraras a un rio enfurecido: la vida te llevará a trompicones de un lado para otro, acabarás haciendo lo que se presenta sin criterio de preferencia. Dejarás de hacer lo importante convirtiéndolo todo en urgente. Las tareas se hacen desde el agobio, con prisas y sin tiempo de pensar.

Al vivir así la paz se rompe. Y los nervios también.

 Mejorar en el aprendizaje de la gestión del tiempo requiere una premisa diaria: El que manda en tu tiempo eres tú.

 c) La gestión del tiempo requiere orden: apúntalo todo en un mismo sitio. Mi recomendación es que uses la agenda del móvil.

Si te despiertas sobresaltado pensando si has hecho un escrito o si has presentado el IVA, coge el móvil, abre la agenda y apunta a la hora en que estés en el despacho, ver escrito asunto…. Si cada cosa lo anotas en un sitio diferente no sirve de nada.  Gestionar tu tiempo tiene su técnica, es necesario aprender y poner en práctica lo aprendido.

Comenzamos.

200470275-001LAS HERRAMIENTAS ÚTILES PARA GESTIONAR EL TIEMPO:

Comienzo por las herramientas, porque en la era de la informática, el uso de esta tecnología está diseñada para tu comodidad. Su uso puede facilitarte enormemente tu trabajo de forma sencilla y su aprendizaje es fácil y accesible.

Por el contrario, si sigues usando una agenda de papel, de esas de día página que están siempre en tu mesa de despacho, cuando alguien te llame al móvil, no podrás quedar con él, porque no tienes la agenda. Tendrás que excusarte porque no estás en el despacho…, tu secretaria no está… Conclusión perderás el cliente, olvidarás una cita y tu vida será un continuo sobresalto.

El móvil.

El móvil lo llevas siempre encima. Cualquier móvil tiene un programa de agenda, además del teléfono, cámara, video, internet, juegos etc. No hay edad que te impida aprender a utilizarla. Si te consideras muy mayor, pide ayuda. Tu nieto estará encantado de enseñarte manejarla y seguro lo domina.

 La agenda electrónica.

Las ventajas de usar una agenda electrónica, en lugar de la agenda de papel son muchas, pero estas dos que te apunto, la convierten en herramienta imprescindible en tu actividad profesional:

 1) La agenda electrónica la llevas en el móvil, y el móvil lo llevas siempre encima. Por lo que la puedes consultar en todo momento, anotar eventos en cualquier momento, gestionar los eventos junto con tus contactos etc. Invertir en un buen móvil, te ayudará a gestionar tu tiempo y ganarás tranquilidad y tiempo para ti.

2) La puedes sincronizar con la agenda del ordenador y con el programa de gestión de tu despacho, conectando simplemente el móvil al ordenador con el cable “usb” que viene con el teléfono; con lo cual, al anotar cualquier evento desde el programa de gestión del despacho, se anotan automáticamente, en tu teléfono, todos los datos que te interese incluir en cada evento: datos de tu expediente, teléfonos y direcciones del Cliente, del procurador, del Juzgado, número de procedimiento, dirección del juzgado etc.

El programa de gestión del despacho.

Hoy en día el 90% de la actividad profesional la realizas a través de tu ordenador. Los asuntos, escritos etc., pululan en carpetas de tu ordenador. Las providencias y señalamientos llegan por internet. El “ordenador” se llama así por algo, pero necesita un programa que te gestione la información que tiene que “ORDENAR” para ser eficaz.

No tener un programa de gestión hoy en día, no es admisible en un abogado. Me da igual el que uses. Los colegios de abogados los regalan. Hay que dedicarle tiempo, aprender su funcionamiento lo requiere, pero es algo que ilusiona y la velocidad y la eficacia que ganarás en tu trabajo, te harán pensar, como no lo has instalado antes.

 Cualquier programa de gestión te ha de permitir:

Archivo: un expediente de cada asunto, en el que se incluyan todos los escritos, documentos, y correos electrónicos, así como hacer plantillas que personalicen los escritos directamente del caso,  los datos de los implicados: cliente, contrario, teléfonos, procuradores, etc.

Comunicación: mandar desde el expediente los escritos a los procuradores, letrado contrario o al juzgados;  por internet o por fax, sin levantarte de tu mesa. Dejando constancia del envio automaticamente, Introducir directamente y de forma automática las providencias que recibas por internet en cada expediente etc.

Sincronización: pasar la información que te interese a tu móvil y de tu móvil al expediente.

Administración: anotar, realizar y gestionar las llamadas, llevar la contabilidad del asunto, minutar, hacer listados de tareas y por supuesto

Agenda anotar los señalamientos y plazos en la agenda desde cada expediente, cuando se produzcan señalamientos o plazos que cumplir y que sincronizarás con el móvil, computando automáticamente los vencimientos, etc.

El programa de gestión de despacho no es un capricho. Es esencial si quieres ser mínimamente eficaz. Un consejo: la sencillez en el manejo del programa es más importante que su complejidad. Los programas diseñados para hacer muchas cosas inútiles no sirven para nada, si las que de verdad haces, son muy complejas de ejecutar.

 La Sincronización de las agendas. La agenda única:

Con estas  herramientas no se logra nada, si no sincronizas diariamente, toda la información de tu agenda del ordenador a tu móvil y viceversa. No hacerlo es como si anotaras las cosas en la agenda de papel y luego no la consultaras para ver los eventos del día. Al final no irás a un juicio porque se te olvidó mirar la agenda.

Puedes crearte una agenda personal, otra profesional, otra para tu tiempo libre… Mi consejo es manejar una única agenda, es más sencillo de gestionar.

Ten presente que hay algunas agendas que están en la “nube”. Es decir, almacenan sus datos en un ordenador central distinto al tuyo y su acceso requiere de una conexión a internet, por ejemplo el Google calendar. Su ventaja es que no requieren sincronización, cualquier apunte se anota directamente en el ordenador central y cuando lo consultas desde cualquier dispositivo móvil, ordenador, portátil etc., la información y sus cambios estan siempre actualizados. Su inconveniente es que si no tienes conexión a internet, no la puedes consultar. Por ello te brindo un pequeño truco, si usas este tipo de agenda y no quieres arriesgarte a no tener internet cuando más falta te haga: abre la agenda cuando tengas internet, abre el señalamiento en el móvil, de forma que tengas en la pantalla del móvil toda la información del evento (teléfonos, datos del juicio etc.) Haz una foto o captura de la pantalla del móvil. Se guardara en el archivo de tus fotos y siempre la podrás consultar, aunque no tengas internet. (en IPhone la captura de pantalla se hace pulsando el botón inferior y después el superior.

En LA GESTIÓN DEL TIEMPO PARTE II,  te explico los tipos de eventos, como programarlos y como ejecutarlos para una mayor eficacia: clasificar, programar, ejecutar.