TRABAJAR EN CASA

¿POR QUÉ ES NECESARIA LA INTELIGENCIA EMOCIONAL, PARA EJERCER LA ABOGACÍA?

Posted on Actualizado enn

Antes de comenzar a leer, haz este pequeño experimento: trata de tomar distancia de ti mismo e intenta  verte a ti, ahora mismo, donde estás, como si te vieras con el ojo de la mente desde el techo. ¿Puedes imaginarte como si fueras otra persona que mira desde arriba, viéndote sentado o como estés?

Ahora trata de analizar como te sientes. ¿Podrías definir tu estado de ánimo en este preciso instante?

¿Tu mente esta lucida y rápida o, la percibes cansada? 

Este sencillo ejercicio pone de manifiesto tu capacidad de autoconciencia, una cualidad especifica de los seres humanos que no tienen los demás animales. Tu no eres tus emociones, ni tampoco tus pensamientos. Puedes rechazarlos, provocarlos, incluso observarlos sin identificarte con ellos.

La inteligencia emocional nos permite decidir y controlar nuestras emociones para adaptarlas libremente a las circunstancias de cada momento, en lugar de dejarnos arrastrar por ellas.

En nuestro trabajo como abogados, la inteligencia emocional es mucho más que un mero aliño profesional, es requisito esencial del abogado. Es como el orden: no es algo aconsejable, es algo imprescindible.

Veamos porqué:

Premisas:

  1. Los abogados tratamos personas con problemas jurídicos.
  2. Los problemas jurídicos alteran el estado emocional de las personas.

Primera conclusión: los abogados tratamos con personas que suelen tener el estado emocional alterado.

Premisas:

  1. La alteración emocional se contagia. Está demostrado científicamente que
    interactuar con personas emocionalmente alteradas, afecta al profesional.
  2. La actividad de los abogados, en concreto la parte judicial, es una actividad de “suma cero”, es decir, la ganancia de una parte del proceso, está proporcionada a la perdida de la otra parte, lo que provoca, en muchas ocasiones que la actividad se reduzca a ganar o perder, generando grandes fluctuaciones de tensión emocional.
  3. Los abogados, además del contagio de las emociones y de la tensión de ganar o perder, sufrimos la carga emocional de nuestra vida privada, igual que el resto de los humanos.

STRES ABOGADOSegunda conclusión: El trabajo de los abogados es una actividad que genera alteración emocional.

Premisas:

  1. La abogacía es una profesión libre e independiente. (art. 1 del Estatuto General de la Abogacía Española) lo que implica actuar de forma objetiva y sin ataduras emocionales propias o contagiadas por el cliente.
  1. En la formación del abogado, no se incluye ningún tipo de conocimiento y práctica de psicología o del uso de la inteligencia emocional. Lo tiene que aprender el abogado a través del propio ejercicio de la actividad, sin rumbo, ni preparación alguna.
  2. Esta falta de preparación, lleva a muchos profesionales a abandonar el ejercicio de la profesión, por no saber tratar la parte emocional del problema del cliente.
  3. Esta falta de preparación lleva a muchos profesionales a sufrir las consecuencias del impacto emocional, en sus vidas privadas y en su salud.
  4. A todo lo anterior se añade la vinculación emocional del abogado al problema ajeno desde una doble perspectiva:
    • A) El problema, por su propia naturaleza, con frecuencia afecta al profesional que asume la defensa, generando en ocasiones, una importante vinculación emocional con el asunto, con perdida de objetividad profesional.
    • B) Percibir los honorarios con cuota litis pura, es decir, el abogado  solo cobra sus honorarios si gana el pleito; lo cual, aun estando aceptado por el TS, supone que el abogado ata el cobro de su trabajo al resultado del pleito, convirtiéndose por ello  en parte interesada del proceso, quebrando así su objetividad, su libertad e  independencia profesional.
  5. Los colegios profesionales deben promover la formación integral de sus colegiados.
  6. Los colegios profesionales deben cuidar de los riesgos para la salud que se derivan de la actividad profesional que ejercen sus colegiados, velando por la seguridad y salud laboral en el ejercicio de la profesión que supervisan.
  7. La preocupación por la salud laboral, se pone de manifiesto cada día más. Según el estudio realizado por la Fundación del Instituto de investigación aplicada a la abogacía, sobre las características de las principales enfermedades y lesiones del abogado, en primer lugar están las lesiones por traumatología, seguidas de la salud mental, por estrés y depresión y por ultimo los accidentes cardiovasculares. Pero si analizamos que la causa de la mayoría de los accidentes de traumatología se producen por el atolondramiento del profesional que vive estresado  y el origen de muchos accidentes cardiovasculares, igualmente tienen su origen en el estrés laboral, la conclusión evidente es que la salud laboral del abogado se ve afectada gravemente por no controlar su parte emocional.

Tercera conclusión: la formación en el uso y desarrollo de la inteligencia emocional, deben formar parte de la actividad profesional del abogado. Los colegios profesionales deberían fomentar la formación en esta materia, tanto para su uso en el trabajo profesional, como prevención del riesgo  para la salud laboral de sus colegiados. 

Resumen: La inteligencia emocional se requiere para ejercer la profesión:

1º Para entender.

2º Para ejercer.

3º Por tu salud.

Anuncios

QUÉ NOS CAUSA EL ESTRÉS Y COMO EVITARLO.

Posted on

 

Matrix: la vida inconsciente.             

La mente necesita de tu rutina para adueñarse de ti.

Suena el despertador y te levantas. Tienes por delante un nuevo día.

Vas al baño, te aseas, pones el café, desayunas, vas a trabajar, comes, trabajas, cenas, ves la tele, un pis y a la cama.

Es tu rutina diaria.
rutinaActúas a diario  mecánicamente y mientras tanto, tú no estás en lo que haces, tu cerebro se adueña de ti y te traslada, con el recuerdo, hacia la culpa por haber perdido ese pleito, la rabia y la indignación contra tus adversarios, te enzarza en la discusión con tu cuñada el domingo pasado; o te proyecta al futuro, para llenarte de miedo por lo va a suceder.

Todo esto sucede mientras tú, en la realidad, te aseas en el baño, desayunas, te vistes, conduces hacia el trabajo, caminas por la calle… etc.

¿Cuántas veces has llegado conduciendo a tu destino y te asombras porque… no recuerdas  nada del trayecto? ¿Ya he llegado? ¿Y he pasado por tal sitio…?

Y después, al regreso, cuantas veces te ha costado encontrar el coche, porque tu mente estaba abducida en el recuerdo, cuando mecánicamente has aparcado, dejando el coche en lo más oculto de tu inconsciente.

La vida, vivida de forma inconsciente, no te permite disfrutarla, solo te permite sufrirla.

Aprender algunas cosas sobre el funcionamiento de la mente, me ha ayudado a cambiar la forma de relacionarme con la vida. He aprendido a sonreír, cada vez que me he percatado de estar atrapado por mis pensamientos. He aprendido a soltarlos cordialmente, para que dejen de absorberme todo el día y poder vivir así,  la realidad.

La red neuronal por defecto:

Mientras la mente no precisa prestar atención de forma activa y consciente a los sucesos RNDexternos, el cerebro tiene activado un conjunto elementos (la zona medial de los lóbulos temporal, parietal y prefrontal, fundamentalmente)  que gestionan ese flujo de pensamientos que provocan la “abducción inconsciente”.

Este conjunto se conoce como red neuronal por defecto, (RND) precisamente porque, está activa, salvo que decidas voluntariamente apagarla, para prestar atención a algo. Es como tu piloto automático.

Por contra, cuando realizas una tarea que requiere tu atención, se activa la red ejecutiva central, que se encarga de procesar datos de la realidad; cuando dejas de prestar atención, se activa de nuevo, de forma automática,  la red neuronal por defecto.

Algunas de las características de la red neuronal por defecto.

La palabra “preocupaciones” encaja en buena medida con el funcionamiento de la Red neuronal por defecto (RND). Te ocupas previamente de lo que aún no ha sucedido o de lo que ya ha pasado.

Diapositiva2La RND gestiona pensamientos del pasado y del futuro, pero no puede gestionar el presente: aún no lo tiene archivado como recuerdo, tampoco puede imaginar, lo que ya se está produciendo.

Así la primera característica de la red neuronal por defecto es que solo funciona con el pasado o con el futuro, pero no con el presente. Por eso nos evadimos de la realidad,  “sueñas despierto” mientras realizas tareas de forma mecánica e inconsciente.

Lo sorprendente es que la RND esta activa entre un 60% y un 80% del tiempo de vigilia. Su función es la de hacer de simulador de situaciones para aprender de lo sucedido y proyectarlo al futuro.

 

Las emociones y tu cuerpo.

A lo largo de la vida de cada persona, los distintos sucesos y experiencia vividas, van creando la personalidad determinada. Muchos de esos sucesos permanecen gravados en el subconsciente de cada uno, condicionando nuestra forma de reaccionar, sin ser conscientes de ello.

Hasta que el inconsciente no se haga consciente, tu subconsciente dirigirá tu vida y tú… le llamarás destino”.  (Carl G. Jung)

Cuando estás abducido por tus pensamientos, el ego es quien gestiona las emociones  desde el subconsciente: llegas al juzgado para celebrar un juicio y de repente te agitas porque piensas que has olvidado el expediente. Tu corazón se acelera, la presión arterial se dispara, abres el maletín, ¡NO ESTÁ! Miras el reloj, es casi la hora, vuelves a mirar el maletín… y lo encuentras en un apartado interior. Donde tú lo habías metido.

Tu cerebro necesita transmitir a tu cuerpo las emociones que genera con cada pensamiento,  para que reacciones en consecuencia. Por eso hay recuerdos y pensamientos que nos duelen, nos agitan, entristecen o nos hacen reír.

Los pensamientos provocan la secreción de hormonas que nos hacen sentir las emociones. La amigdala es la parte más primitiva de la mente que ayudaba a sobrevivir al ser humano, cuando era solo un primate. Gestiona buena parte de tus reacciones ante lo que interpreta tu mente como situaciones de peligro.

Al hombre del cuaternario, le hacía correr ante un dinosaurio, lo paralizaban o le provocaba para enfrentarse al peligro y luchar.

Hoy, sientes  esas mismas emociones cuando abres el correo y ves una notificación del juzgado, una carta de hacienda o, simplemente, el conductor del vehículo de delante sigue detenido ante el semáforo que cambió a verde, tan solo hace un par de segundos.

La descarga de adrenalina envenena tu sangre y te mantiene alterado, aun después de que el conductor de delante arranque su vehículo. Sientes la necesidad de insultarle, de hacerle todo tipo de gestos ofensivos.

Si piensas hacia a tras, esta mañana, mientras te cepillabas los dientes, has estado discutiendo mentalmente con un cliente o con tu pareja. Te acababas de levantar pero tu mente ya estaba envenenando tu cuerpo con hormonas de amargura e irritabilidad.

Ahora dime: ¿Cómo vas a mantener la calma durante el resto del día, si desde primera hora de la mañana, dejas a la parte más primitiva de tu cerebro gestionando tu vida y adueñándose de ti?

Practicar meditación te ayudará a conocerte y a controlar tus pensamientos.

La neurocientifica  del Hospital General de Massachusetts Sara Lazar fue una de las primeras en descubrir que la práctica diaria de meditación, cambia la forma del cerebro, reduce el estrés y la ansiedad y disminuye el tamaño de la amígdala, en tan solo dos meses.
Full length side view of middle aged businessman meditating undeCuando practicas yoga, o simplemente haces meditación, aprendes a observar tus pensamientos. Se trata  de parar y sentarte en silencio.

Sentado con la espalda recta, relajas primero tu cuerpo y después pones la atención en tu respiración, tratando de sentir como entra el aire por la nariz, su temperatura, el roce del aire al entrar por tus fosas nasales,  procurando hinchar primero el abdomen, luego el pecho y luego los hombros.

Cuando llevas un rato poniendo la atención en tu respiración, te surgirán todo tipo de pensamientos, ideas y recuerdos y cosas olvidadas por hacer. Se trata de observarlos sin identificarte con ellos, sin dejarte atrapar por su discurso y volver a observar la respiración. Recuerdo que cuando empecé a practicar la meditación, tenía que tener  la agenda abierta, para anotar todas las cosas pendientes que me venían a la cabeza y así  sacarlas de la mente y poder seguir con la meditación. Al principio sientes desazón porque tu mente te reprocha que la observes. Te dirá: “con la de cosas que tengo por hacer...”  Poco a poco iras sintiendo cierta distancia entre tú y tu respiración. Es el momento de poner la atención en el observador, es decir, de centrar la atención en ti, de tomar conciencia de ti mismo y escuchar de fondo los pensamientos.

Parar, simplemente y no hacer nada,  es una actividad esencial para la vida. Tomas consciencia de tu ser. Aprendes a darte cuenta de que tú, no eres ese ruido incesante de tu cabeza que transmite tanto dolor a tu cuerpo.

 Si quieres, Puedes ver este video de Pablo Dórs, que te puede ayudar a entender por qué y para qué meditar.

Durante el resto del día y al poco tiempo, empezarás a sentirte más relajado. Comienzas a sentir  la sensación de tener cierta distancia respecto de los acontecimientos. Muy poca al principio, es cierto, pero suficiente para  poder decidir, de forma serena, la actitud que quieres adoptar en cada momento. Dejas de reaccionar ante la vida, y comienzas a actuar con ella.

Lo más importante es que todo esto, SOLO depende de ti.

5 Ideas para empezar online como abogado

Posted on Actualizado enn

destacar entre los otrosUna de las formas  de comenzar online como abogado consiste en prestigiar tu marca personal, en darte a conocer. Presentarte al mundo y decirles a todos que ahora, sí, por fin,  y desde ahora,  ya eres abogado.

Para ello puedes demostrar a los posibles clientes tus conocimientos en una determinada materia o, simplemente, hablarles de quien eres y lo que piensas de la vida.

Suena extraña esta  idea, ¿verdad? Pero para captar clientes, el abogado debe provocar en  ellos la esencia de nuestro trabajo: la confianza, y puedo asegurarte que  la mejor manera de generar confianza en las personas, es darte a conocer tal y como eres. Confianza significa tener fe, creer en el otro. Nos empeñamos en vender nuestra ciencia con palabras rebuscadas y nos olvidamos que la esencia de las cosas está en la sencillez de la vida.

Hace años, los grandes despachos de abogados hacían su propaganda, esencialmente, de tres maneras: dando  conferencias para clientes  y empresarios  que impartían sus  socios. Mediante la publicación de artículos en prensa y revistas especializadas y concertando entrevistas en radio o televisión.

Esto suponía, para  el abogado que comenzaba a ejercer, un reto imposible de alcanzar. Sin embargo, hoy en día, todo esto está a tu alcance en internet y a coste cero.

Estas son algunas sugerencias para comenzar como abogado en internet.

  1. Crea tu perfil, dándote de alta como profesional en las principales redes sociales. Facebook, Whatsapp, Youtube, Linkedin, Twitter, etc. Cuenta tus inquietudes. No se trata de escribir un “curriculum Mortis”,  escrito en el pasado de  quien no tiene nada que ofrecer en el futuro. Crea tu curriculum VITE. Di lo que eres capaz de hacer por los demás, lo que te ilusiona. Cuéntale al mundo porqué te levantas cada mañana, cual es tu ilusion ante la vida. Escribe sobre ti de tal manera que quien lo lea,  sienta la necesidad de conocerte.
  2. Comparte. Las redes sociales están diseñadas para eso. No basta tener un perfil en una red social. Si no generas actividad, si no buscas nuevos contactos y compartes tus ideas y opiniones,  no sirven de nada las redes sociales. Ten presente, a la hora de escribir,  los 6 criterios que mueven a la gente a compartir en internet y que profesor de Marketing de la Universidad de Pensilvania, “Jonah Berger” resumió en su libro ‘Contagious’:
    1. Moneda social: La gente comparte las cosas para quedar bien ante los otros. Para regalarse un “me gusta”. Es triste pero es la verdad. Al compartir algo genial, novedoso, útil etc., se produce la percepción en los demás, de que tú también lo eres. Es la realidad de internet.
    2. ¿Cual es el tema de actualidad? Piensa ¿Qué hay en la mente de todos? Emplear palabras del tema candente, ayudará a que los demás compartan tus ideas. (Por ejemplo, titular un artículo con la palabra “Gol”, durante los mundiales etc.)
    3. Emoción: se trata de apelar a la emoción de quien lo lea. Recurrir  a la música de las palabras para contar las cosas cotidianas de la vida, le dará brillo  a tus ideas:   diles  por qué debería importarles lo que escribes, que emoción se esconde tras esa  parte árida de la vida, enséñale al mundo a encontrar la parte noble de las cosas.
    4. Las modas: Copiamos a los demás. Es triste pero es humano. Entramos en el restaurante más lleno, compramos la ropa de moda. Piensa ¿Cómo puedo utilizar lo qué hace todo el mundo y destacar a la vez?
    5. Valor práctico: Si lo que compartes en las redes es es útil, ayudará a los demás y lo compartirán mucho antes. Lo útil genera valor.
    6. Historias: los cuentos encantan a los niños y todos llevamos uno dentro. Contar las cosas complejas en forma  historia siempre es una buena opción. 

3. Seguir para tener seguidores: Si quieres tener seguidores, debes seguir a los demás. Busca contactos, personas que puedan resultarte de interés y sígueles.

4. Hazte visible a las personas de tu interés.

  1. No te limites al simple “me gusta”. Hazles  comentarios interesantes en sus publicaciones.
  2. Provoca su respuesta. Pídeles aclaraciones que aporten valor a su publicación: Incienso y pregunta (“Me ha parecido genial tu artículo…  podrías decirme ¿qué opinas de ..? Al responder a tu pregunta, ya has logrado captar su atención, dejas de ser un seguidor más, para convertirte en un interlocutor.

5. Crea tu propio Blog.

Si quieres publicar en internet, la mejor forma de hacerlo es desde tu propio Blog. Hay plataformas gratuitas para empezar y es el modo más sencillo de empezar en serio.

Aquí te dejo algunos sitios que te ayudarán  a hacerlo:

12 Plataformas para crear un blog gratis o una página web gratuita:

Las 5 mejores plataformas para crear Blogs.

Que disfrutes.

El orden en la mesa del abogado

Posted on Actualizado enn

Antes de que empieces  a leer lo que te voy contar, me gustaría que observes tu mesa de trabajo tal y como está. Con  tu móvil, hazle una foto y mírala.

Ahora dime: ¿Qué sensación te transmite la foto? ¿Te atreverías a publicarla?

¿Que hay en tu mesa de trabajo?

¿Necesitas tener todo eso en tu mesa, para trabajar?

Tu mesa de trabajo es como tu laboratorio. En ella pasas la tercera parte de tu vida. (al menos ocho horas de cada día) De ella dependen tus ingresos y tu prestigio. Si no te sientes a gusto trabajando, tarde o temprano sentirás ganas de abandonar la profesión o, peor aun, el desorden te pasará su factura, en forma de sanción por responsabilidad profesional, cuando pierdas un documento, se te pasen los plazos o te olvides recurrir esa sentencia que quedó olvidada debajo del desorden de tu vida.

KAOS DE PAPELESVer tu mesa, al comienzo de la mañana llena de papeles, ceniceros rebosantes de colillas, vasos vacíos y rodales de café, incluso restos de comida… es reflejo evidente de que algo dentro de ti funciona mal.

Hasta que el inconsciente no se haga consciente, el subconsciente dirigirá tu vida y tú le llamarás destino.” (Carl Jung )

Aunque me repita más que el ajo, el orden para el abogado, es un requisito esencial en el ejercicio de la profesión. Tan importante como el conocimiento.

No es un capricho o un aderezo que da brillo a tu trabajo. Sin orden no se puede ejercer la profesión de abogado.

El Desorden ralentiza tu trabajo, te hace sentir a disgusto contigo mismo sin saber por qué. Empolva tus alegrías.

Esto no lo enseñan en la facultad. Tampoco  sé de ningún seminario o curso que lo enseñe. Lo enseña el error. El perder una tarde de trabajo buscando un documento, mientras la amargura va desbordando tus emociones  y tus pensamientos no paran gritar que así no se puede funcionar.

No esperes a que el desorden te haga daño. Reacciona.

¿Que es necesario tener en la mesa?

LUZ: una lámpara que ilumine la zona de trabajo y no te dé sombras cuando escribas, para lo cual debe estar a tu izquierda si eres Diestro y a tu derecha si eres zurdo, para que la sombra de tu mano no te moleste al escribir, aunque esto, hoy en día,  es muy relativo dado que: a) la mayoría de las veces escribes en el teclado del ordenador, no a mano. Y b) puedes tener luz de ambiente o colgando sobre la mesa que ilumine suficientemente tu zona de trabajo, sin ocupar espacio en tu mesa.

ESCRITURA: Bote de lápices:  Bolígrafos y rotuladores para subrayar, que funcionen, lápices con punta. Etc.

Si no escriben tíralos. Hoy con el uso de la informática, los bolígrafos corrientes han bajado los precios estrepitosamente, un bolígrafo que no escribe no sirve para nada. La basura no  es un recuerdo. Los recuerdos no se guardan en el bote de lápices. (Yo tuve muchos años en el bote, un bolígrafo de Fátima que me regalo mi tía Carmen. Jamás funcionó, pero los pastorcitos seguían cayendo por la capsula de agua, junto a unas pelusas que imitaban la nieve.)

También venden unas bandejas muy útiles para guardar todo esto en el cajón de la mesa. Los clips, grapadora, taladradora, puedes tenerlos en la mesa, pero no es necesario que estén encima, sino guardados en un cajón. Piensa un momento: ¿cuantas veces al día, usas la grapadora o la taladradora?

COMUNICACIÓN: Un teléfono fijo, si es que aún lo utilizas, o tu teléfono móvil. El teléfono fijo, sigue siendo útil para comunicarte con las demás personas de tu despacho o de tu casa, cuando tienes el despacho en ella.

LA AGENDA: para anotar los señalamientos y próximas reuniones, aunque yo prefiero tener la agenda en el móvil y en el ordenador, sincronizadas ambas de forma permanente con el programa de gestión.

ALGO PARA TOMAR NOTAS: digo algo, por que puede ser un bloc de papel, tu IPad, o el portátil.

NADA MÁS.

Necesario para trabajar, no hay nada más. El ordenador, si es portátil, lo puedes poner y quitar, si es un pc, mi consejo es que lo ubiques en una mesa auxiliar. Puedes poner fotos de tu familia, macetas con flores… decora a tu gusto una vez limpies y ordenes tu mesa de trabajo con aquello te motive y te aporte ilusión en tu trabajo

Me dirás: ¿Donde guardo los papeles, los  expediente etc.… Encima de tu mesa de trabajo, NO, por supuesto. Encima de las sillas o las mesas auxiliares tampoco. ¿Entonces? En un archivador.

Tal vez te interese este artículo sobre  el orden de los expedientes.

Atrévete a ordenar tu mesa.

ANTES DE EMPEZAR A TRABAJAR: cómprate un montón de carpetas, un una bolsa grande de basura y un buen rotulador.

Vacía completamente tu mesa, siguiendo la regla de los tres montones: Coloca todo lo que hay en tu mesa en estos tres montones:

  1. ELIMINAR (basura)
  2. ALGUN DÍA (cosas que pueden ser necesarias en otro momento y que sea interesante guardar: una revista con un artículo de un asunto parecido a uno que llevas, una sentencia importante etc. )
  3. HACER (TODO LO QUE IMPORTA Y DEBES ARCHIVAR Y CONSERVAR, Expedientes documentos de asuntos etc.).

Ve colocando cada cosa que hay en tu mesa en su montón. Cuando la mesa este vacía, tendrás la bolsa de basura llena y dos montones. El montón de algún día, y el de hacer.

El montón de algún día, define tu forma de ser. Observa lo que has puesto en él y haz un ejercicio de honestidad contigo mismo. De todo ese montón, seguro que hay cosas que realmente nunca utilizaras.  Es el momento de ser exigente contigo mismo. Si guardas cosas inútiles, terminarás por no tener sitio. Mira la basura y, lo que no vayas a utilizar, TÍRALO.

Los papeles que realmente te interesen para algún día,  puedes guardarlos de dos maneras. Los referentes a asuntos concretos, (revistas con un artículo sobre clausula suelo, por ejemplo, o una fotocopia de una sentencia de caso similar), mi consejo es que lo archives en la carpeta del asunto que te puede ser útil y donde de verdad lo necesitarás.  Ademas, cuando tengas otro asunto similar, te será mucho mas fácil recordar que, en aquella carpeta del asunto similar, tienes esa sentencia o aquel artículo.

Las demás cosas, del montón de algún día, guárdalas en carpetas por materias  con el lema común: ALGÚN DÍA.

DURANTE EL TRABAJO

Cuando te pones a trabajar si, aun utilizas expedientes en papel, ten en cuenta estas sencilla reglas:

1º) Cuida el orden interno de  expediente.

2º) Si precisas consultar otro expediente, NUNCA lo abras nunca encima del anterior, cierra el primero para abrir el otro. Si no cuidas este detalle, los papeles de un expediente, acabarán mezclados en el otro y te volverás loco buscándolos.

3º) Cuando termines con un expediente, antes de  cambiar de asunto, ordena los papeles antes de cerrar la carpeta.

AL TERMINAR CADA DÍA:

RECOGE: Los papeles a su carpeta y ordenados. Los expedientes al archivador. Los lápices, bolígrafos, rotuladores etc. A su bote o a su cajón.

Deja tu mesa de modo que cuando vuelvas por la mañana,  la encuentres limpia y dispuesta para empezar de nuevo con ganas. Lograr que tu mesa de trabajo te haga sentir a gusto, depende de este pequeño detalle.

Recoger es la última tarea del día. Este pequeño esfuerzo es la ilusión del comienzo de mañana.

Se tú, el cambio que quieres ver en tu vida.

Que los disfrutes.

TÉCNICAS PARA TRABAJAR CON EFICACIA.

Posted on Actualizado enn

Hace años, no muchos, vivía en un estrés permanente. Vivía mi profesión con tal agobio que llegué a pensar seriamente en abandonarla. Buscar acomodo en la cuenta ajena, o mejor: funcionario y … ¡que les den!

imgp0657Cuando, por la mañana salía a la calle, era como si me tirase a un río  bravo que me engullía y me llevaba  a trompicones todo el día, de un lado a otro, sin rumbo fijo, sin  un respiro. Llegaba a casa agotado, pero lo peor no era eso, era la sensación de malestar e impotencia que me causaba pensar que, en todo el día, no había podido hacer nada de lo que realmente tenía que haber hecho. Si a eso le añades un par de sentencias perdidas, discusiones  y otros agobios… el malestar se había convertido, sin darme cuenta, en la rozadura permanente de mi vida.

Hace años, no muchos, decidí cambiar esta forma vivir. Decidí ser dueño de cada instante de mi vida. Comencé a vivir mi propia historia, en medio de los acontecimientos, a los que les doy el sentido que yo quiero darles.

Esto, además de una frase preciosa, hay que ponerlo en práctica. Por eso quiero compartir contigo algunas técnicas muy sencillas  que he ido mejorando día a día, para llevar las riendas de la vida y que, tal vez a ti, también te puedan ayudar, siempre que quieras comenzar a vivir tu propia historia, claro.

Estas son algunas de las técnicas que empleo:

Check-List-curricularLA LISTA DE TAREAS:

La técnica consiste en los siguientes  pasos: anotar, programa, ejecutar.

Anotar: La primera tarea del día, es confeccionar una lista de todas las cosas que tienes en la cabeza y sabes que tienes que hacer. Cuando te digo todas, me refiero a eso: A TODAS. Desde pasar por la tintorería, hasta hacer el recurso de apelación, pasando por minutar el juicio del otro día, o llamar a tu amiga Lola para quedar a comer: TODO.

Puedes hacerlo un papel, en tu agenda, o, mejor aun, en la lista de tareas de tu móvil. (búscala que seguro que tu móvil la tiene. También puedes anotarlo en la lista de tareas de outllook: si no sabes hacerlo, mira algún tutorial.)

La finalidad de esta lista, es visualizar de forma gráfica todas las tareas que tiene que hacer ese día, para programar mejor  su ejecución.

Programar:

Numera  las tareas que has puesto en la lista, por el orden en que las vas a ejecutar y CÚMPLELO.

Habrás oído la clásica distinción entre lo urgente y lo Importante. Recuerda que el valor de lo importante lo decides tú. Si no tienes claras las prioridades de tu vida, recuerda: Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y familia sí.

Lo urgente viene de la mano del olvido, de una mala gestión de tu tiempo. Si no programas la ejecución de las cosas, los actos más insignificantes y rutinarios, de repente, se pondrán la chaqueta roja del olvido y se plantarán delante de tu vida reclamando toda tu atención. Dejarás de hacer lo importante para convertirte en abogado  bombero: “apagando fuegos todo el día”.

Ejecutar:

Algunos criterios para priorizar la ejecución de las tareas:

Motivación: empieza por aquello que más te motive. La ilusión por hacer algo, se siente de forma tan clara que no dudarás en elegir lo que más te apetece. Pero recuerda que la motivación también se provoca, generando ilusión con tu mente antes de acometer una tarea.

La regla de los dos minutos: Si tienes varias cosas sencillas que hacer y otra más compleja o que requiera toda tu atención, es conveniente ejecutar primero aquello que puedes hacer rápido: en “dos minutos”. Los dos minutos no es algo literal, pero casi. Se trata de despejar la mente y de obtener esa sensación de relax que produce saber que en poco tiempo, has podido ejecutar casi todas las tareas de la lista.

Cuando acometas la tarea compleja, tu mente se sentirá más relajada y dispuesta, sabiendo que está todo hecho y solo queda eso por terminar, de forma que tu capacidad de concentración es mucho mayor.

Una vez ejecutada una tarea, TACHALA DE LA LISTA. Verás que satisfacción produce, ver como te cunde el trabajo.

 

Cómo trabajar de manera inteligente en la oficinaDELEGA: En muchas ocasiones nos empeñamos en hacer tareas que podríamos delegar. No es escusa que tengas el despacho en casa, o que estés solo. Puedes pedirlo a la procuradora, meterte en algún grupo de Fb y pedir el favor a algún compañero, demorarlo al día siguiente que pasarás varias horas delante de la puerta de la sala de vistas “esperando para suspender el juicio…”

Una estrategia que me funcionaba muy bien cuando empecé y estaba solo era  el “Tornallóm” (“tornar el llom”: devolver el lomo en valenciano) consiste en tener un grupo de dos o tres compañeros que recíprocamente nos hacíamos este tipo de favores. El origen procede del derecho foral valenciano entre los agricultores: quien pedía ayuda al vecino para recolectar la cosecha,  quedaba obligado a “Tornar el Llom”, es decir a corresponder  y devolver el favor, agachando el lomo, en la recolección de la cosecha del otro.

redes sociales (1)NO MANTENGAS ABIERTO EL CORREO.

Hoy nos llega el 90% de las cosas por correo electrónico. Si al llegar al despacho lo abres y lo dejas abierto, cada vez que te entre un nuevo correo querrás verlo y te distraerás en tu tarea.

La concentración en el trabajo es esencial para ser efectivo, si miras el móvil cada vez que alguien hace algún comentario en un grupo de Whatsapp, perderás tu concentración en tu trabajo y arruinarás tu eficacia. Si quieres ser efectivo: programa como una tarea más la  consulta del móvil y del correo.  Mientras haces otras cosas: ponlo en silencio o ciérralo.

 

Divide-y-VencerasDESMENUZA EN PARTES SENCILLAS LAS TAREAS COMPLEJAS.

El agobio que produce saber que te enfrentas a una tarea complicada, se resuelve desmenuzando esta tarea en todas sus partes, para ejecutarla mejor.

Por ejemplo, para hacer un recurso de apelación tendrás que: releer la demanda, la contestación, releer otra vez la mier… de sentencia, el “peñazo” de ver  CD del juicio, transcribir lo importante, mirar jurisprudencia…

La tarea: “hacer el recurso de apelación”, parece terrible, pero es muy sencillo programar cada día  una o dos de las tareas que comprende su total ejecución y hacerlas, a lo largo de los 20 días del plazo. De esta manera no tienes que bloquear  toda tu actividad hasta terminar el recurso y lo podrás compaginar con las demás tareas de cada día.

Esto evita también esos tapones de trabajo que produce el “encerrarse con una tarea” y no hacer otra cosa hasta terminarla. Si la desmenuzas y programas, la podrás realizar poco a poco y sin el agobio de saber “la que te espera al terminar”.

DISFRUTAR EN EL TRABAJOHace años, no muchos, recuperé  la ilusión por aprender todos los días algo nuevo, por probar otras formas de hacer las cosas de manera diferente.

Pierde el miedo a equivocarte: forma parte del hecho de tomar tus decisiones. Atrévete a disfrutar con tu trabajo y poco a poco, recuperarás la ilusión, por vivir tu propia historia.

El despacho en casa del abogado: LA HABITACIÓN Y EL ORDEN.

Posted on Actualizado enn

teletrabajo-trabajo-en-casaLo primero que quiero dejar claro es que lo que te propongo a continuación, son sugerencias e ideas sacadas de mi propia experiencia y de mis propios errores.

Ten presente que hay muchas variables que influyen cuando se trabaja en casa: si vives solo, si tienes pareja, si tienes hijos, su edad,  si vives con tus padres, si tu casa es grande o pequeña,  etc. Por eso, estas ideas debes adaptarlas a tu caso. Recuerda que lo mejor, es enemigo de lo bueno y que se trata de encontrar ese punto de equilibrio, en el que tú y tu familia estéis a gusto. Hay que probar y equivocarse.

Lo ideal es que destines un espacio de tu casa para tu trabajo. Esa habitación será en exclusiva, tu despacho.

Puedes trabajar en cualquier parte de la casa, pero mi recomendación es que te habitúes a hacerlo en el despacho. Pero nada te impide que te pongas con el portátil en la terraza, si la tienes, o en la cocina, mientras controlas los deberes de tus hijos y que no se queme la comida.

Si puedes elegir, mi consejo es que la ubicación de tu despacho en casa, esté lo más cerca posible de la entrada, para evitar que, si recibes a alguien, tenga que pasear por toda la casa para llegar a tu despacho.

Un buen consejo es que puedas cerrar con llave la habitación de tu despacho. No tanto para cerrar cuando trabajes, sino para que puedas cerrarla cuando salgas. Ten presente que esa habitación tendrás tus expedientes y en ellos hay información confidencial y documentos que debes mantener en lugar seguro y a salvo de los “enanitos pintores”, que pueden “decorar” con sus dibujos, documentos y pruebas esenciales, inutilizándolos para el juicio. Por tanto sino tiene cerradura, ponla.

Si no te es posible cerrar la habitación, cómprate un archivador con llave y cuando termines de trabajar, guarda los expedientes en el archivador y ciérralo con llave.

MAMA CON MESITA AUXILIAREs importante que enseñes a tus hijos que en el despacho no se juega. Pero si decides compartir con ellos tu tiempo de trabajo, una buena idea es que le pongas una mesita de su tamaño, que puedas poner y quitar de tu despacho, para que en ella puedan hacer sus deberes, pintar, etc. A los niños les encanta imitar a los mayores y tener su propia mesa junto a la tuya les suele gustar, están acompañados, se sienten importantes y lo que es mejor, con un poco de suerte también te dejarán trabajar.

El mobiliario a tu gusto, pero si no tienes mucho espacio, es preferible que lo limites a una mesa de trabajo, con cajones o una cajonera con ruedas, una buena butaca o sillón para trabajar y en el que pasarás más de la tercera parte de tu vida, una o dos sillas “confidente” (que así se llaman a las que se usan para que se sienten los clientes) y un archivador, más o menos grande, en función del número de expedientes que tengas. Mi consejo es que lo compres más bien grande que pequeño, pues la lentitud de los juzgados se encargará de mantenerlos vivos muchos años, lo que hará que el número de los expedientes vivos, sean muchos en poco tiempo.

Un consejo: por mucho que te guste, la mesa camilla no forma parte del mobiliario profesional, sobre todo si vas a recibir clientes.

El fax, la impresora y fotocopiadora, ponlas en una mesa auxiliar.

No te preocupe la Sala de Espera. Es algo que se debe eliminar de la profesión. Desde que comencé a trabajar, quedo con mis clientes cuando puedo atenderlos, sin que tengan que esperar. Su tiempo vale, al menos, tanto como el tuyo. El tiempo de espera debe limitarse a sacar el expediente y guardar el que estabas utilizando.

El orden en la mesa de trabajo:

Te propongo estas sencillas reglas que debes incorporar en tu rutina diaria.

1.- Recoge siempre al terminar. Los bolígrafos a su bote, la grapadora a su sitio, todo lo que esté encima de la mesa debe tener un lugar de reposo para guardarlo. Los papeles en su expediente y el expediente en su archivo. La mesa de trabajo nunca es el archivo, es de trabajo. Esto debes hacerlo cada vez que termines de usar la mesa, sea a mitad de mañana, cuando sales al juzgado, cuando te vas a comer, o cuando terminas por la noche. Ponerte a trabajar con la mesa ordenada, es la mejor forma de empezar y esto solo se consigue si lo ordenas cada vez al terminar.

2º No comas en la mesa de trabajo. Tener el despacho en casa tiene ventajas e inconvenientes. Para mí, el peor inconveniente es el riesgo de mezclar tu vida con el trabajo, hasta el punto de hacer un amasijo deforme con ambas cosas. En la mesa de trabajo no se come. Lo llenaras de migas, tocas los papeles con las manos sucias del bocata de sobrasada y lo llenas todo de rodales de cerveza o de manchas de café. Disfruta parando para comer, cambia de escenario, separa tu vida del trabajo. Si tomas café, con posavasos y tazón grande con asa, es más estable.

3º.- El despacho no es el almacén, ni la despensa, ni el cuarto de jugar. Procura que en el despacho no haya nada que no sea de tu trabajo.

4º.- Cada papel es de una asunto y cada asunto tiene su carpeta. Recuerda que el asunto de tu vida, el que te puede hacer ganar mucho dinero, empieza con un teléfono en un post-it, un fax que no sabes dónde guardar, o el nombre del cliente en el papel de una servilleta. Cuanto antes abras una carpeta de cada asunto mejor. Y cuanto más cara sea la carpeta, más pereza te dará. Recuerda que debes mantener en orden tus expedientes.

5º.- No trabajes con varios asuntos a la vez. Salvo que sea preciso, estén vinculados o tengas que consultar algún dato, procura tener en la mesa SOLO, el expediente con el que estás trabajando. Si no lo haces, acabarás metiendo los papeles de un asunto en otra carpeta y esa es la causa por la que se pierden los documentos y se incurre en responsabilidad profesional.

6º.- Archiva los expedientes terminados y cobrados. No tengas danzando asuntos que ya has terminado y cobrado.

Es imprescindible que mantengas el orden de tus expedientes que no los amontones. Su contenido es confidencial, es de los clientes y además, es lo que te da de comer.

7º- Ordena tu ordenador. Trabaja con un buen programa de gestión de despacho. Si aspiras a crecer y vivir de tu trabajo, procúrate un buen programa de gestión de expedientes para abogados. Hay muchos programas, incluso algunos los regalan los colegios de abogados (al menos el de Valencia). Ten presente que hoy la mayoría de las resoluciones judiciales te llegan por correo electrónico y el orden de las carpetas hay que tenerlo tanto papel, como en el ordenador. Si no usas un programa para le gestión informática de los expedientes, perderás horas en encontrar cada escrito, providencia o documento.

Imprime lo justo, la naturaleza te lo agradecerá y el orden en tu mesa también.

En el siguiente artículo trataré de la informática y las comunicaciones. El uso del buzón de voz o el contestador puede ser una herramienta muy eficaz.