REGRESO DE VACACIONES

Tres ideas para el descanso del abogado

Posted on Actualizado enn

Vacaciones. ¡Por fin!

DESCANSAR DEL ABOGADOUna vez instalados en reposo, solo falta poder desenchufar de la cabeza, esa voz permanente que no te deja descansar y  te atormenta con agobios y recuerdos de lo que falta por hacer, de lo mal hecho, del pleito que se perdió…

Déjame que comparta contigo algunas ideas que utilizo para desconectar y  disfrutar del descanso.

Tu trabajo te exige que descanses.

Si no logras desconectar por tu familia, por ti mismo o por tener paz durante tus vacaciones, piensa que es el mismo trabajo, el que te impone y te exige que desconectes que te olvides de todo, para que vuelvas al cien por cien a trabajar.

No hay escusa para no desconectar.

Es triste que no logremos hacerlo por nosotros mismos, por estar felices con los nuestros, pero a toda costa debes desconectar y si nada de todo esto, te da la fuerza necesaria para lograrlo, piensa que al igual que el trabajo te exige más horas, más esfuerzo y dedicación, ahora te impone el descanso que te olvides de todo que cierres la persiana mental de tu cabeza y te dediques a disfrutar.

Aprende a desconectar el ruido del pensamiento.

desconectar-del-trabajoHan sido muchas las horas gastadas, la rutina de cada mañana, el esfuerzo empleado.

De repente todo se para, haces cosas diferentes. No hay que correr para llegar al autobús, ni a la parada del colegio de tus hijos, ni juicios, ni olvidos de cosas importantes.

Teóricamente no hay prisa, pero… sigues viviendo agobiado: si tus hijos se retrasan, si te quitan el ascensor, si no hay forma de aparcar. Siempre hay alguien o algo que te irrita.

Recuerda: tantas horas de estrés, tantos días de trabajo, te han dejado el ego alterado. La máquina que te sirve para tener la razón sigue encendida, haciendo ruido. Es como una emisora de radio, emitiendo siempre en frecuencia emocional alterada. Es lo que yo llamo “Radio onda preocupaciones: la emisora cerebral… que te llena de ansiedad y… te toca lo cojones”.

Debes saber que el ego alterado provoca un flujo constante de pensamiento. Que esa voz permanente de tus pensamientos, no eres tú y que puedes aprender a apagarlos. ¿Cómo?

Aprende a observar tus pensamientos. Trata de no identificarte con ellos. Simplemente déjalos pasar.

Al principio se hace complicado, tal vez, por la mañana, antes de levantarte, puedes practicar. Centra la atención en tu respiración. Trata de inspirar sintiendo pasar el aire por la nariz, profundamente. Observa como el aire llena primero tu estómago, luego tu pecho y luego los hombros. Después suéltalo lentamente por la boca, hasta vaciar todo el aire de tus pulmones. Hazlo varias veces y después, simplemente respira pausadamente con normalidad. Luego suelta todo tu cuerpo, siéntelo simplemente relajado. Ahora puedes empezar a divertirte observando esos pensamientos. Como desde arriba, como quien escucha la radio, procura observarlos, sin identificarte con ellos.

Poner distancia entre tú y los pensamientos, es lo que se llama la conciencia observada. Déjalos pasar, observándolos simplemente. No dejes que te atrapen en su elucubración, simplemente déjalos pasar. Te darás cuenta de que se desvanecen y cada vez serás más capaz de eliminarlos.

Si alguno te engancha, no te culpes por ello, es normal y vuelve a intentarlo.

A lo largo del día, procura repetir la experiencia, simplemente respira profundamente y observa: en la playa, paseando, en la siesta.

Tal vez te ayude hacer ejercicio y escuchar alguna relajación de YouTube.

Enfoca tu atención en algo nuevo: Crea una ilusión.

La mejor idea para descansar no es luchar contra lo malo, sino crear algo nuevo y diferente. Algo que te llene de ilusión y de alegría. Un proyecto capaz de motivarte enteramente, es la mejor forma de descansar.

Puede ser un proyecto profesional: compartir despacho, crear una página web, preparar una conferencia.

Pero también puede ser algo diferente y familiar, algo que te implique a ti y a los tuyos: organizar una fiesta, planificar un viaje, pintar la casa junto con tus hijos, organizar una gincana. Cualquier idea que te ilusione y sea capaz de ilusionar a los tuyos, será una magnifica idea para descansar. Sé es mucho más feliz, cuando haces felices a los otros.

 IMG_2252

¡Felices vacaciones!

RENOVAR LA ILUSIÓN POR TU NEGOCIO: La mejor forma de volver de vacaciones.

Posted on Actualizado enn

7b58617549182f3ce70bf895c7226431_XL Los días del verano son para descansar, olvidarse del trabajo y recargar las pilas.

Pero también es necesario recuperar la ilusión por lo que haces a diario, de empezar con nuevas ideas, con ganas de crecer, de cambiar, de hacer mejor lo cotidiano.

Por eso te propongo en estas líneas que te ilusiones pensando y diseñando como mejorar en tu negocio. Que emplees el descanso para soñar despierta o despierto, diseñando a donde te gustaría llegar.

Para crecer es necesario mejorar un poco cada día. Por eso, pensar en estos días como mejorar tu negocio, es una tarea que puede llenar de ilusión esos paseos por la playa, mientras flotas en la piscina o saboreas una buena jarra de cerveza fría.

Comenzamos:

Para que tu proyecto funcione te propongo dos ideas:

  • 1).- Mejora algo ya existente y que consideres imprescindible mejorar.
  • 2).- Proyecta algo nuevo.

Para mejorar algo debes empezar por analizar tu despacho como un negocio y hacerlo desde la perspectiva que te da el recreo del verano: analiza donde estás y a donde te gustaría llegar. Eso te ayudará a ver lo que tienes que cambiar de tu negocio.

Si ves que son muchas las cosas, haz una lista y elige SOLO, las dos o tres primeras que consideres más necesario mejorar. Si quieres hacerlo todo acabarás por no hacer nada. Por eso céntrate e un par de cosas: pintar las paredes del despacho, instalar un programa de gestión de despacho, comprarte un archivador para ordenar los expedientes y eliminar los montones de expedientes de las sillas, del suelo y de la mesa de reuniones, etc.

Un consejo: Antes de comenzar con la mejora INMORTALIZA EL CAOS. Saca con el móvil una o dos fotos de las paredes desconchadas, de los montones de expedientes en las sillas etc. Cuando termines de pintar, o de meter el último expediente, saca un par de fotos y compara. Disfrutarás mucho más de tu esfuerzo.

Crea algo nuevo:

Esta puede ser la parte que más te ilusione de tu proyecto.

Analiza tu clientela: a qué se dedican la mayoría de tus clientes. Que tienen en común. Que información puede serles útil.

Planifica las acciones:

Los clientes valoran positivamente tu interés por su negocio.

Los clientes acuden al abogado SOLO cuando tienen un problema.

De ti depende cambiar eso: acostumbra a tus clientes a que consulten antes de que les surja el problema. Pagar por ello es siempre más barato que un pleito.

Algunas ideas:

La información SOLA no vale de mucho. Dale forma. Aplícala a tus clientes. En lugar de mandarles un boletín por mail con decretos y normas, es preferible que les cuentes como deben actuar ante un cambio legislativo o que subvenciones existen para hacer crecer su negocio. También puedes compartir con ellos algún artículo de internet que creas que puede serles de interés.

Planifica reuniones con dos o tres clientes que tengan intereses afines o complementarios, en lugar de mandarles un mail informativo. Deja que se conozcan. Que valoren tu esfuerzo y tu interés por ayudarles a crecer.

Crea una pagina en Facebook destinada a tus clientes, donde puedas comentar las novedades y mantenerles informados de todo lo que pueda serles de utilidad.

Un consejo: no la conviertas en un basurero de leyes que nadie lee. Trata la información antes de comunicarla para que les sea útil a tus clientes.

Recuerda: los pescadores usan el cebo para atraer a los peces. Pero si estos se alimentan con el cebo, no pescan. Hay que dar la información precisa para provocar el interés de los clientes y que acudan a ti para saber aplicarla. Si lo cuentas todo… no pescas.

 

Estas son algunas ideas para que el regreso a tu trabajo te llene de ilusión. Haz que el final de las vacaciones sea tu trampolín para un año cargado de nuevas ideas: imagina, crea, disfruta.

La vida, al igual que la música, esta hecha de contrastes que dan sentido a la armonía del conjunto: del silencio surge la nota… para desvanecerse de nuevo en el silencio y crear la sinfonía de cada día.

Feliz verano… Feliz regreso.