Sin categoría

El orden en la mesa del abogado

Posted on Actualizado enn

Antes de que empieces  a leer lo que te voy contar, me gustaría que observes tu mesa de trabajo tal y como está. Con  tu móvil, hazle una foto y mírala.

Ahora dime: ¿Qué sensación te transmite la foto? ¿Te atreverías a publicarla?

¿Que hay en tu mesa de trabajo?

¿Necesitas tener todo eso en tu mesa, para trabajar?

Tu mesa de trabajo es como tu laboratorio. En ella pasas la tercera parte de tu vida. (al menos ocho horas de cada día) De ella dependen tus ingresos y tu prestigio. Si no te sientes a gusto trabajando, tarde o temprano sentirás ganas de abandonar la profesión o, peor aun, el desorden te pasará su factura, en forma de sanción por responsabilidad profesional, cuando pierdas un documento, se te pasen los plazos o te olvides recurrir esa sentencia que quedó olvidada debajo del desorden de tu vida.

KAOS DE PAPELESVer tu mesa, al comienzo de la mañana llena de papeles, ceniceros rebosantes de colillas, vasos vacíos y rodales de café, incluso restos de comida… es reflejo evidente de que algo dentro de ti funciona mal.

Hasta que el inconsciente no se haga consciente, el subconsciente dirigirá tu vida y tú le llamarás destino.” (Carl Jung )

Aunque me repita más que el ajo, el orden para el abogado, es un requisito esencial en el ejercicio de la profesión. Tan importante como el conocimiento.

No es un capricho o un aderezo que da brillo a tu trabajo. Sin orden no se puede ejercer la profesión de abogado.

El Desorden ralentiza tu trabajo, te hace sentir a disgusto contigo mismo sin saber por qué. Empolva tus alegrías.

Esto no lo enseñan en la facultad. Tampoco  sé de ningún seminario o curso que lo enseñe. Lo enseña el error. El perder una tarde de trabajo buscando un documento, mientras la amargura va desbordando tus emociones  y tus pensamientos no paran gritar que así no se puede funcionar.

No esperes a que el desorden te haga daño. Reacciona.

¿Que es necesario tener en la mesa?

LUZ: una lámpara que ilumine la zona de trabajo y no te dé sombras cuando escribas, para lo cual debe estar a tu izquierda si eres Diestro y a tu derecha si eres zurdo, para que la sombra de tu mano no te moleste al escribir, aunque esto, hoy en día,  es muy relativo dado que: a) la mayoría de las veces escribes en el teclado del ordenador, no a mano. Y b) puedes tener luz de ambiente o colgando sobre la mesa que ilumine suficientemente tu zona de trabajo, sin ocupar espacio en tu mesa.

ESCRITURA: Bote de lápices:  Bolígrafos y rotuladores para subrayar, que funcionen, lápices con punta. Etc.

Si no escriben tíralos. Hoy con el uso de la informática, los bolígrafos corrientes han bajado los precios estrepitosamente, un bolígrafo que no escribe no sirve para nada. La basura no  es un recuerdo. Los recuerdos no se guardan en el bote de lápices. (Yo tuve muchos años en el bote, un bolígrafo de Fátima que me regalo mi tía Carmen. Jamás funcionó, pero los pastorcitos seguían cayendo por la capsula de agua, junto a unas pelusas que imitaban la nieve.)

También venden unas bandejas muy útiles para guardar todo esto en el cajón de la mesa. Los clips, grapadora, taladradora, puedes tenerlos en la mesa, pero no es necesario que estén encima, sino guardados en un cajón. Piensa un momento: ¿cuantas veces al día, usas la grapadora o la taladradora?

COMUNICACIÓN: Un teléfono fijo, si es que aún lo utilizas, o tu teléfono móvil. El teléfono fijo, sigue siendo útil para comunicarte con las demás personas de tu despacho o de tu casa, cuando tienes el despacho en ella.

LA AGENDA: para anotar los señalamientos y próximas reuniones, aunque yo prefiero tener la agenda en el móvil y en el ordenador, sincronizadas ambas de forma permanente con el programa de gestión.

ALGO PARA TOMAR NOTAS: digo algo, por que puede ser un bloc de papel, tu IPad, o el portátil.

NADA MÁS.

Necesario para trabajar, no hay nada más. El ordenador, si es portátil, lo puedes poner y quitar, si es un pc, mi consejo es que lo ubiques en una mesa auxiliar. Puedes poner fotos de tu familia, macetas con flores… decora a tu gusto una vez limpies y ordenes tu mesa de trabajo con aquello te motive y te aporte ilusión en tu trabajo

Me dirás: ¿Donde guardo los papeles, los  expediente etc.… Encima de tu mesa de trabajo, NO, por supuesto. Encima de las sillas o las mesas auxiliares tampoco. ¿Entonces? En un archivador.

Tal vez te interese este artículo sobre  el orden de los expedientes.

Atrévete a ordenar tu mesa.

ANTES DE EMPEZAR A TRABAJAR: cómprate un montón de carpetas, un una bolsa grande de basura y un buen rotulador.

Vacía completamente tu mesa, siguiendo la regla de los tres montones: Coloca todo lo que hay en tu mesa en estos tres montones:

  1. ELIMINAR (basura)
  2. ALGUN DÍA (cosas que pueden ser necesarias en otro momento y que sea interesante guardar: una revista con un artículo de un asunto parecido a uno que llevas, una sentencia importante etc. )
  3. HACER (TODO LO QUE IMPORTA Y DEBES ARCHIVAR Y CONSERVAR, Expedientes documentos de asuntos etc.).

Ve colocando cada cosa que hay en tu mesa en su montón. Cuando la mesa este vacía, tendrás la bolsa de basura llena y dos montones. El montón de algún día, y el de hacer.

El montón de algún día, define tu forma de ser. Observa lo que has puesto en él y haz un ejercicio de honestidad contigo mismo. De todo ese montón, seguro que hay cosas que realmente nunca utilizaras.  Es el momento de ser exigente contigo mismo. Si guardas cosas inútiles, terminarás por no tener sitio. Mira la basura y, lo que no vayas a utilizar, TÍRALO.

Los papeles que realmente te interesen para algún día,  puedes guardarlos de dos maneras. Los referentes a asuntos concretos, (revistas con un artículo sobre clausula suelo, por ejemplo, o una fotocopia de una sentencia de caso similar), mi consejo es que lo archives en la carpeta del asunto que te puede ser útil y donde de verdad lo necesitarás.  Ademas, cuando tengas otro asunto similar, te será mucho mas fácil recordar que, en aquella carpeta del asunto similar, tienes esa sentencia o aquel artículo.

Las demás cosas, del montón de algún día, guárdalas en carpetas por materias  con el lema común: ALGÚN DÍA.

DURANTE EL TRABAJO

Cuando te pones a trabajar si, aun utilizas expedientes en papel, ten en cuenta estas sencilla reglas:

1º) Cuida el orden interno de  expediente.

2º) Si precisas consultar otro expediente, NUNCA lo abras nunca encima del anterior, cierra el primero para abrir el otro. Si no cuidas este detalle, los papeles de un expediente, acabarán mezclados en el otro y te volverás loco buscándolos.

3º) Cuando termines con un expediente, antes de  cambiar de asunto, ordena los papeles antes de cerrar la carpeta.

AL TERMINAR CADA DÍA:

RECOGE: Los papeles a su carpeta y ordenados. Los expedientes al archivador. Los lápices, bolígrafos, rotuladores etc. A su bote o a su cajón.

Deja tu mesa de modo que cuando vuelvas por la mañana,  la encuentres limpia y dispuesta para empezar de nuevo con ganas. Lograr que tu mesa de trabajo te haga sentir a gusto, depende de este pequeño detalle.

Recoger es la última tarea del día. Este pequeño esfuerzo es la ilusión del comienzo de mañana.

Se tú, el cambio que quieres ver en tu vida.

Que los disfrutes.

ENTREVISTA CLIENTE – ABOGADO: ESTRUCTURA

Posted on Actualizado enn

Quisiera compartir contigo lo que he ido aprendiendo a lo largo de estos añostrabajo-pareja al atender, por primera vez, a las personas que me han confiado sus problemas.

Para ser más eficaces vamos a emplear un poco de empatía: 

Ponte en la piel de tu cliente y contesta:

¿Qué busca el cliente que acude a la consulta un abogado?

1º Solución a un problema jurídico.

2º Consejo.

3º Que le escuchen y pueda exponer serenamente su problema.

4º Comprensión con su estado de ánimo y con su problema.

¿Que espera recibir?

Conocimiento y experiencia profesional.

Consejo profesional.

Soluciones.

Comprensión, ayuda.

¿Que le sorprendería?

Que el profesional se interese por su estado de ánimo, además de por su problema.

Que le den un presupuesto claro y que pueda pagarlo cómodamente.

Que se preocupen por él, además de por su problema.

Que la entrevista con el abogado le haya animado, a la vez que aclarado sus dudas y temores.

Obtener serenidad y seguridad por haber analizado contigo su problema.

He tenido que aprender todo esto por mi cuenta, porque no lo enseñan en ningún sitio.

La universidad te exige conocimientos. La vida quiere experiencia. Al comienzo la suples con ganas y, poco a poco, terminas vinculándote con el problema ajeno para compensar tu inexperiencia y de este modo pierdes objetividad que se convierte en vehemencia. En el foro te enfureces, te encolerizas y… pierdes.

Sin apenas darte cuenta te ves metido en una rueda de ansiedad y de miseria.

Estudiando por mi cuenta y aplicando lo aprendido a mi propia experiencia, he tratado de salir de esta rueda. Deja que te cuente algunas técnicas para comprender mejor al cliente, sin vincularte emocionalmente con su problema. 

Premisas:

1º El cliente no es abogado: no sabe que hechos que son relevantes jurídicamente, para resolver su problema. Definirlos y explicárselo a tu cliente, es misión tuya como abogado.

El problema jurídico altera emocionalmente al cliente y distorsiona la percepción de los hechos. Tu misión como abogado es poner objetividad en el relato, limpiando la versión subjetiva. Recuerda: muchas veces, la mitad de la verdad del asunto, la esconde la versión del adversario.

3º El entorno del cliente forma parte del asunto. A tu cliente le afecta la opinión de su familia, de sus amigos y del trabajo. Ten presente que muchas decisiones las toma el cliente pensando en el entorno.

ESTRUCTURA DEL PROBLEMA JURÍDICO:Divide-y-Venceras

A) DELIMITA LOS HECHOS:  la primera labor del abogado es la de recolectar los hechos y circunstancias del problema jurídico, a través de las diferentes fuentes de información:

  1. La versión del cliente: datos y hechos de la memoria del cliente: insisto, el cliente ignora lo que es o no relevante para su caso, enseñarle a distinguirlo es función tuya.
  2. Consulta de documentos: informes y atesados policiales, consultas registros oficiales: de la propiedad, registros civiles etc. Nominas, contratos etc.
  3. Hechos de terceros:
    1. Terceros Implicados (P. Ej. ocupantes del vehículo conducido por el cliente, Copropietarios afectados etc.)
    2. Testigos.
    3. Familia, amigos, trabajo. etc..
  4. La versión del adversario: La negociación con la parte contraria, no solo permite la solución amistosa del problema, también te permite obtener valiosa información. Recuerda que en muchas ocasiones, la mita de la verdad del asunto, se esconde en la versión del contrario.

B) ORDENA CRONOLÓGICAMENTE LOS HECHOS: es imprescindible para el análisis jurídico.

1º Te permite analizar las causas y los efectos de los hechos y conocer la justificación de cómo y porqué han ido sucediendo.

2º Te permite analizar la prescripción y la caducidad de conductas y hechos, para ejercer la acción o para defender a tu cliente de las que ejerzan contra él.

3º Te permite analizar conductas del entorno del cliente. Conductas de tolerancia, incluso de aceptación de lo que luego se le reprocha y que permiten justificar el proceder del cliente.

4º Podrás analizar el derecho vigente en el momento de producirse los hechos.

La defensa jurídica se sustenta no solo en el derecho, también en justificar los hechos que aislados parecen incomprensibles, pero cronológicamente pueden estar plenamente justificados.

C) CONCRETA LAS NORMAS O FUNDAMENTOS JURÍDICOS VULNERADOS Y APLICABLES AL CASO.

La forma más rápida de hacerlo es buscar jurisprudencia de casos similares: observa que normas aplicaron y toma nota de que hechos han sido relevantes para el análisis jurídico.

Valora la aplicación transitoria de las normas y la legislación vigente aplicable a los hechos.

D) INTERPRETACIÓN DEL DERECHO A LOS HECHOS DEL CASO:

  1. Enumera los hechos relevantes de tu caso. Explica al cliente que hechos tienen importancia jurídicamente, para que te los rescate de sus recuerdos.
  2. Que hechos vulneran o amparan las normas.
  3. Que hechos pueden tener la consideración de agravantes o atenuantes, si es un asunto penal. Etc.
  4. Que hechos anteriores y posteriores pueden justificar las conductas del cliente, o pueden producir consentimiento del contrario

E) LA PRUEBA DE LOS HECHOS RELEVANTES:

  1. Una vez enumerados los hechos relevantes del caso, plantea con el cliente, como acreditar uno a uno, aquellos hechos que, de iniciarse la contienda judicial, tendrás que probar al juez.
  2. Haz una lista con los hechos y anota en cada uno como vas a probarlo.

F) ESTRATEGIA:

1) Razonar y decidir suelen implicar que quien decide tiene conocimientos sobre:

  1. La situación que requiere una decisión.
  2. Las diferentes opciones de acción (Soluciones o alternativas).
  3. Sobre las consecuencias de cada una de estas opciones (resultados)

2) Enumera las diferentes soluciones al problema.

– opciones de negociación.

– Situaciones y circunstancias procesales.

Define el suelo y el techo de la negociación: desde la más rigurosa prudencia, plantea siempre la peor y la mejor opción indicando en cada caso las consecuencias que se derivan de la misma: Costas procesales, intereses, dilación del tiempo, deterioro de las relaciones etc.

3)Analiza y elije con tu cliente la mejor solución a su problema:

Ten presente las consecuencias de cada opción. Analiza las cuestiones procesales, los plazos de las acciones ( anota la prescripción y caducidad), prepara la negociación, si interesa demandar o esperar a ser demandado y reconvenir. Ten presente a quién debes demandar y las consecuencias que tendrá para tu cliente o para el contrario, meter en un pleito a ciertas personas, puede ser una cuestión a analizar, en la estrategia del asunto.

Ahora vamos a trasladar toda esta teoría, al trato con el cliente: Vamos a analizar el antes, durante, después, de la relación con el cliente.

En este artículo vamos a centrarnos en la primera parte:

chico trabajando en casaANTES: ¿COMO LLEGA EL ASUNTO?

Desde un simple Whatsapp, hasta un teléfono anotado en una servilleta, pueden ser el inicio de un asunto que te haga disfrutar como abogado y ganar mucho dinero. Por eso recuerda estas sencillas REGLAS:

A) RESPUESTA INMEDIATA:

El tiempo de respuesta en los primeros momentos es esencial para captar al cliente.

La diligencia profesional se percibe por el cliente en esos pequeños detalles y es tu mejor tarjeta de visita.

B) ABRE EXPEDIENTE: en el ordenador. Una pequeña base de datos para guardar nombre, teléfono y quién te remite al cliente y de que trata el asunto.

Si decides abrir expediente en una carpeta de papel, te diré que cuanto más cara sea la carpeta, más te costará abrir expediente. Terminarás borrando el Whatsapp o perdiendo la servilleta, cuando laves el pantalón y perderás el asunto y el cliente.

C) EL PRIMER CONTACTO: Casi nunca llega el cliente a tu despacho sin avisar o contactar previamente de algún modo.

Este primer contacto es útil para:

  1. Analizar la procedencia del cliente: quien te lo envía. Es un dato que debes anotar para analizarlo y considerarlo convenientemente en tu estudio de mercado.
  2. Preparar la primera entrevista: en la primera llamada, el cliente te explicará por encima su caso. Eso te servirá para centrar jurídicamente el asunto y podrás documentarte convenientemente. Pero no resuelvas la consulta por teléfono o perderás la consulta y el cliente.
  3. Pedir la documentación para la primera entrevista: en el primer contacto, según el tipo de asunto, pídele que te traiga a la primera entrevista los documentos necesarios: P. Ej. Si es un despido: Contratos de trabajo, 12 últimas nominas, carta de despido etc. Divorcio: Certificados de matrimonio,   nacimiento de los hijos , libro de familia, empadronamiento, declaraciones de la renta etc.

 EN EL SIGUIENTE POST, comentaré como analizar la versión del cliente, DURANTE la entrevista.

Algunas ideas para empezar a trabajar de abogado.

Posted on

 

Tu primer cliente: otro abogado.

Algunas de las preguntas más frecuentes de los comienzos del abogado son: ¿De donde saco los clientes? ¿Cómo busco nuevos asuntos? Por eso me he planteado dar una nueva respuesta, buscar un enfoque diferente ante los retos a los que se enfrenta esta maravillosa profesión.

La primera cuestión que quiero destacar es que el mundo laboral ha cambiado y también nuestra profesión. El nuevo paradigma laboral se sustenta en una nueva premisa que afecta tanto al empleador como al empleado:

trabaja conmigoQuiero que trabajes conmigo, no para mi.”

“Quiero trabajar contigo, no para ti”.

Aceptar esta premisa requiere cambiar los roles tradicionales a ambos lados de la relación laboral.

Es necesario plantear una nueva realidad: la estabilidad en el empleo, ha dejado de ser un elemento esencial en la economía del trabajo. Dejemos ya de despreciar trabajos con adjetivos y pongámonos a trabajar.

La segunda cuestión es la actitud con la que te enfrentas al trabajo.

El trabajo ocupará, por lo menos, la tercera parte de tu vida (8 horas de cada 24) aunque puede que acabes empleando muchas más.

STRES ABOGADOSi trabajas con miedo, con agobio y con estrés: vivirás angustiado la tercera parte de tu vida y amargarás la vida de los que te rodean.

Si conviertes tu trabajo en tu ilusión, vivirás feliz la tercera parte de tu vida y contagiarás tu alegría a los demás.

De tu actitud depende tu vida.

El trabajo es mucho más que una forma de ganarse la vida. Si trabajas por dinero, pagarás tus facturas pero no serás feliz.

El trabajo te tiene que ilusionar que motivar. El trabajo debe ser la expresión social de tus anhelos, de aquello que realmente te apasiona. Si logras hacer lo que de verdad te gusta y convertirlo en tu trabajo, te puedo asegurar que el dinero, no será una preocupación en tu vida.

Los cambios en la profesión.

El mercado legal ha cambiado drásticamente con las nuevas tecnologías. La estrategia de mercado por internet requiere un planteamiento muy distinto y también una formación y una práctica diferente, para la que muchos abogados, con muchos años de ejercicio y grandes despachos, no están mínimamente preparados. Por eso quiero proponerte una serie de ideas, si quieres comenzar a trabajar que pueden ser de gran utilidad para ti como abogado y para otros abogados. Algunas de estas actividades pueden hacerse online y ofertarse al mundo entero, otras han de hacerse de forma presencial.

 talento bombilla

ONLINE

BÚSQUEDA DE JURISPRUDENCIA.

Hay momentos de autentico agobio profesional. Hay profesionales extranjeros que necesitan conocer la jurisprudencia en España en algún asunto concreto. Ofertar tu tiempo para buscar determinada jurisprudencia puede ser un servicio de gran ayuda a profesionales en apuros. Se trata de concretar claramente con el compañero lo que debes buscar y acudir a las bases de datos que ofrecen los Colegios de abogados y las universidades, para recopilar un resumen de las mejores sentencias sobre el caso, hacer un breve resumen de los criterios jurisprudenciales, grabar las mejores sentencias en un Pen y confeccionar un pequeño informe jurídico con todo ello.

 

PRESENCIAL.

INSTALAR Y ENSEÑAR LA UTILIZACIÓN DEL SISTEMA LEXNET y los servicios de correo electrónico y firma digital

A muchos profesionales les está costando adaptarse a las nuevas tecnologías. El servicio de lexnet, la red oficial creada en España para las notificaciones judiciales, aun en una fase inicial, puede ser una herramienta que nos permita a los profesionales extender nuestra actividad profesional a otras partes del territorio, pero hoy por hoy, hay muchos abogados que solo ven un suplicio añadido al ejercicio de la profesión. Aprender a instalar y a utilizar el lexnet, no es complicado y ofrecer tu ayudar a otros profesionales, puede ser para ti una gran oportunidad profesional, que te puede convertir en pieza clave de grandes despachos.

Gestión del correo

Ten presente que hoy en día, el 90% de la información del asunto llega por internet, pero muchos profesionales aun no saben gestionar las bandejas de entrada de su correo electrónico. Aprender y enseñar a organizar los correos profesionales de los personales, enseñar a archivar cada correo en cada expediente, en el programa de gestión o en la carpeta virtual del asunto, permite ahorrar muchísimas horas de trabajo que se pierden buscando aquel correo fundamental que nuca encuentras cuando lo buscas.

PRESENCIAL:

KAOS DE PAPELESORGANIZAR E INFORMATIZAR DE LOS EXPEDIENTES DE UN DESPACHO:

Se de muchísimos despachos que siguen utilizando el sistema de “montones de expedientes” como método de archivo. Algunos llegaron a comprar un archivador donde, finalmente, acaban guardando zapatos, incluso alguna botella de licor de navidad. También sé de despachos que gastaron mucho dinero en un programa de gestión que no utilizan, porque nunca hubo nadie que metiera los datos de los expedientes.

Ofertar tus servicios para organizar los expedientes física e informáticamente requiere: Mínimo sentido del orden, aprender a manejar el programa de gestión.

El aprendizaje de los programas de gestión puedes obtenerlo gratis, asistiendo a los cursos que suelen organizar las empresas de los diferentes programas.

Si no usan un programa concreto, puedes utilizar una hoja de cálculo Excel, para crear una base de datos. Puedes entrar en YouTube y buscar Tutoriales para Excel. Aquí te dejo el enlace de uno de los tutoriales, muy claro y sencillo, pero hay muchísimos más.

Online

CONFECCIÓN DE ÍNDICES DE ASUNTOS PENALES

Hay asuntos, sobretodo sobre todo asuntos penales que alcanzan mucho volumen en papel. Para preparar y realizar el juicio, no basta tener las actuaciones fotocopiadas o escaneadas, es necesario disponer de un índice que permita saber al momento, el folio de una determinada actuación.

Ofertar tus servicios para hacer un índice de determinados asuntos, especialmente en los de mucho volumen, puede ser de gran utilidad para muchos despachos y una puerta de entrada, a nuevas formas de colaborar. Puedes hacerlo utilizando marcadores en acróbata o usar una hoja Excel para hacer el índice y poder usar la función filtrar para la búsqueda del folio y tomo que buscas.

Presencial/online

COMERCIAL DE DESPACHO JURÍDICO:

DANDO TARJETA DE VISITATener buenas relaciones, saber cuando ofrecer los servicios jurídicos, incluso hacer ver la necesidad de asesoramiento legal en el momento adecuado, son aptitudes que se pueden aprender.

Desgraciadamente el marketing no forma parte de la titulación de derecho. Tampoco se estudia nada en los masters de postgrado, pero es un conocimiento esencial en esta profesión.

Cada vez es una práctica más frecuente en los despachos grandes, contar con un departamento comercial que proporcione y amplíe la cartera de clientes.

¿He dicho despachos grandes?… Si, lo he dicho. Y… ¿Porqué no en los despachos pequeños, que les hace mucha más falta?

Un poco de Marketing para hacer bien la labor comercial

Aprender a analizar la cartera de clientes de un despacho no es complicado, básicamente hay que averiguar la respuesta a estas preguntas:

1º cuantos asuntos nuevos entraron el pasado año en el despacho.

clasifícalos:

  1. judicial – extrajudicial
  2. jurisdicción: civil, penal, social, contencioso administrativo, etc.
  3. más concretamente por materias: Tráfico, matrimonial, turno etc.

cuanto dinero se ha facturado en cada grupo o materia.

anota en cada asunto su procedencia: (remitido por, quien remitió el asunto). Este dato es esencial, para analizar la cartera de clientes.

5º Clasifica a estos proveedores en grupos (abogados, clientes, amigos etc,)

6º Cuanto dinero ingreso por cada remitente.

Si un despacho recibe más de un 50% de sus ingresos de un solo cliente: PELIGRO. El día que el cliente deje de serlo, el despacho se hundirá. Hay que diversificar. Un montañero nunca apoya los dos pies en la misma piedra.

Con esta información concreta:

  1. ¿Cuál es la especialidad del despacho?
  2. ¿Cuantos profesionales hay de cada especialidad?
  3. ¿Cual es la procedencia de los asuntos?
  4. ¿Cuál es la rentabilidad de cada asunto? (Horas empleadas/ remuneración percibida)
  5. Planifica nuevas fuentes para captar asuntos.
  6. Concreta una cifra de ingresos a incrementar el próximo año.

ON LINE

redes sociales (1)CREAR Y MANTENER UNA ESTRATEGIA EN LAS REDES SOCIALES:

Con la información anterior, centra la especialización y planifica la estrategia del despacho en las redes sociales.

Hoy en día, un despacho profesional debe tener su posición en las redes sociales. Enseñar a  utilizar Facebook para el cultivo de la diversidad, promover necesidades y crear y difundir la opinión respecto de noticias y novedades legislativas, puede ser un gran aporte de ayuda profesional. Compartir a cambio de nada, es la clave de esta red social. Te posiciona y define tu marca personal.

Para difundir los éxitos profesionales, Twitter puede ser una buena herramienta que te puede ayudar a posicionar tu marca personal y convertirte en líder de opinión en áreas específicas de la ley. LinkedIn es una red más profesional que puede venir bien para compartir artículos de sobre novedades y compartir eventos, conferencias, charlas etc.

Redactar artículos de contenido para publicarlos, es la clave para crear tu marca personal. ¿Como quieres que te vean? Escribe de lo que te apasione, de aquello que conoces por tu experiencia de tu día a día. Compartir es la clave de internet.

 

Presencial/online

Mediación

Si tienes la formación adecuada, puede ser un gran acierto ofertar tus servicios como mediador:

  1. Externos entre despachos: a veces los abogados nos pegamos tanto al problema de nuestro cliente que acabamos convirtiéndonos en parte del problema. Buscar un mediador que aporte objetividad a las posturas de ambas partes, puede ser un gran acierto para resolver el conflicto.
  2. Como servicio externo para empresas medianas y grandes para solución conflictos entre empresa y trabajadores.
  3. Entre empresas para resolver cuestiones comerciales de forma amistosa, rápida y económica.

Para difundir y captar clientela puedes escribir pequeños artículos sobre las ventajas de la mediación que apasionen al leerlos y difundirlos en los grupos de Facebook de comerciantes y profesionales a los que quieras hacer llegar tu oferta profesional.

Presencial/ online

Ofrecerse como litigadores para hacer juicios: Muchos letrados del turno, terminan teniendo más experiencia en el foro que muchos otros profesionales. Ofrecer tu experiencia puede ser una buena idea. Tus clientes pueden ser:

  1. Despachos de fuera de tu demarcación que tengan juicios en tu zona.
  2. Gestorías: hay muchísimas gestorías que gestionan muchas empresas, pero cuando tienen un juicio no saben hacerlo y necesitan un abogado litigador.
  3. Abogados de secano: dedicados solo a contratos, gestiones etc, pero no hacen juicios, bien porque no les gusta o porque no lo han hecho nunca, pero cuando se hace imprescindible, necesitan un abogado litigador.
  4. Despacho de abogados con exceso de trabajo:
    1. externalización de asuntos de bancos, seguros, etc.
  5. Administradores concursales: los economistas que son administradores concursales no pueden hacer juicios y van muy vendidos en este tema. Bridar tu colaboración puede ser también una buena colaboración.

¿Como difundo mi oferta?: en las redes sociales,  personalmente. por mail. etc.

La forma jurídica:

Todas estas actividades las puedes desarrollar como profesional independiente. Bien como simple colaboración profesional, fijando previamente en una hoja de encargo, un precio cierto en un presupuesto y un forma de pago. También puedes utilizar cualquier otra formula (Trade: Contrato de trabajador autónomo económicamente dependiente, contratación temporal por obra o servicio). Mi recomendación, si estás dado de alta como abogado, es que uses la primera opción. En todo caso te recomiendo que concretes, antes de empezar y por escrito: precio y forma de pago.

Suerte y…. a trabajar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las tareas del abogado

Posted on Actualizado enn

Estas son las primeras reflexiones para este nuevo año: te invito a analiza la actividad de tu negocio, para que puedas analizar mejor tu día a día y mejorar y cambiar lo que proceda.

En síntesis el abogado realiza tres tipos de tareas: producción, administración y promoción.

chico trabajando en casaPRODUCCIÓN:

  • Estudio de los casos, realizar actuaciones judiciales y extrajudiciales del caso.
  • Estudio normas nuevas.
  • Comunicación: con terceros y con el cliente para la gestión del asunto

 

BUSCANDO EN EL ARCHIVOADMINISTRACIÓN:

  • hacer presupuestos (hoja de encargo),
  • facturar,
  • archivar,
  • revisión periódica de expedientes vivos,
  • abrir expedientes nuevos,
  • Confeccionar y pagar impuestos, nominas empleados etc: Iva, retenciones IRPF, Sociedades, renta etc.

 

diferenciarse-de-la-competencia-300x166PROMOCIÓN:

  • Elaborar y remitir encuesta de satisfacción al cliente.
  •  Analizar resultados de las encuestas y concretar cambios y plan de ejecución de cambios.
  • Quedar con clientes para comentar nuevas normas que le afectan
  • Redactar y difundir artículos y Newsletters sobre nuevas normas y reformas legales.
  • Networking: Presentar  a los clientes entre si para crear y promover negocio.

De esta división se me ocurren estas ideas:

1º.- A medida que el tamaño del despacho crece, también lo hacen el tiempo de gestión y las tareas de administración que debe dedicar el abogado al mismo, en perjuicio de su capacidad de producción, ( que generalmente ceden a un abogado no gestor más “barato”).

Me dirás, probablemente, que tú no encargas un juicio a otro abogado, por archivar o facturar, pero lo que seguro que no delegas es tu facturación, o que te archiven tus providencias, cuando hay programas de gestión que lo hacen automáticamente: busca el mejor programa de gestión, ganaras mucho dinero y tiempo.

2º.-  Cuando hay acumulación de tareas de producción (juicios, plazos etc) lo primero que dejamos de hacer es la promoción, lo segundofacturar, lo que provoca esta paradoja: meses de mucho “trabajo” disminuyen los ingresos, meses de poca producción, aumentan los ingresos, si no, dime: ¿cuando llamas a ese cliente moroso que te debe dinero?, cuando tienes “un ratito”.

¡Cambia! facturar es  imprescindible.

Idea: fracciona los pagos en tus presupuestos y automatiza la facturación, domiciliando los pagos.

3º.- Programa en tu lista de tareas, todos los días, tareas de administración y tareas de promoción. De esa manera mantendrás el ritmo de tu negocio.

4º.- Pasamos por la vida de forma reactiva ante los acontecimientos, nos limitamos a reaccionar ante lo que sucede. Raramente somos proactivos. Raramente somos dueños de cada acto de la obra de “nuestra vida”.

Tomar las riendas de tu vida requiere un acto de pensamiento y reflexión previo.

DEFINE TU PROYECTO:

A donde.

Por donde

Como llegar.

Ejecutar.

Volver a mirar nuestro avance.

Rectificar el rumbo

Avanzar.

Tu actitud frente a tu proyecto

  • Deja de quejarte y de pensar en clave de limitaciones y empieza a pensar en términos de posibilidades: céntrate en lo que quieres, no en lo que temes.
  • Descubrir nuevas necesidades es la base del talento y en cada reforma legal hay un reto por descubrir.
  • STOP: Para de vez en cuando, sistemáticamente. Todo proyecto requiere seguimiento y corrección periódica.
  • Seamos el cambio que queremos ver en el mundo.

Feliz año.

Antes de irte de vacaciones, piensa en volver a la nueva normalidad.

Posted on Actualizado enn

nueva normalidadLlevamos muchos años ya, envueltos en la crisis. Todos deseamos volver a la normalidad.

Esta crisis ha dejado al descubierto muchas cosas, pero sobre todo, ha puesto en evidencia conductas y procesos que se han revelado carentes de todo valor ético y moral.


Marco Tulio Cicerón
decía que “el pueblo que ignora su historia, está condenado a repetirla”. Por eso quiero compartir contigo esta reflexión, antes de irnos de vacaciones:

En el siglo XVIII comenzó una etapa que nos llevó a la revolución industrial. El ser humano se obsesionó por el tiempo. Tenía que superarlo con inventos de todo tipo. Vencer al tiempo, nos trajo la máquina de vapor, el ferrocarril…

El objetivo era hacer más, en menos tiempo. Hasta hubo quien fabuló con viajar a través del tiempo, como H.G. Wells.

Pasamos de tener el tiempo en el bolsillo, como gesto de dominación, a tenerlo atado a la muñeca, como símbolo de esclavitud.

revolucion industrialEn la economía, los inventos se emplearon sin criterio alguno de moralidad: las máquinas de vapor, sustituyeron a miles de personas. Daba igual que los pobres pasaran hambre. Había que ahorrar tiempo para ganar dinero. El tiempo tuvo una digestión muy pesada en la economía, hasta la indigestión de 1.929: una de las crisis económicas más profundas de la humanidad.

Serenadas las primeras embestidas de la novedad, el tiempo se abrió paso en el ocio, en cosas que, hasta ese momento, eran impensables. Cosas grandes y buenas. Surgieron nuevas industrias: fábricas de automóviles, de aviones… el hombre en la luna. La ciencia dejó de ser cosa de locos visionarios, para prestar servicio a la humanidad. El tiempo nos dio tiempo… pero costó.

¿Y ahora?

Blog-Garrigues_Abogado-internacional-sXXIEn el siglo XIX comenzó una etapa que nos ha llevado a la era de las comunicaciones. No bastaba con ir de aquí para allá, era preciso saber que hacían los de allá y… queríamos saberlo los de aquí.

Graham Bell inventó el teléfono, se inventó el Fax. Llegó la revolución de Internet. llegaron los teléfonos móviles: dejamos de llamar a los sitios, para llamar a las personas. Después los móviles con cámara fotográfica, “no te lo cuento, te lo enseño”. El Whatsapp… Las redes sociales mostraron al mundo las grandes mentiras de la humanidad.

En la economía, la comunicación trajo la globalidad, pero sin ningún criterio de moralidad. Se mintió con descaro para vender por Internet. Los activos tóxicos se difundieron por el ciberespacio, como grandes oportunidades de negocio. Vendieron humo a los ciegos de avaricia que, con eufemismo, los gurús de la economía llamaron  “especulación”.

CRISIS DE VALORESHasta que estalló la crisis.

La falta de valores ha causado de nuevo una crisis mundial en la economía, pero esta vez, lo ha hecho través  de un mercado globalizado y la indigestión de la novedad, ha revelado la falta de valores entre los gobernantes.

La economía europea se sustentó en mentiras. Había que tener una moneda única, sin importar que las cuentas de los estados miembros fueran falsas. Quienes tenían que verificarlo, miraron para otro lado en España, en Portugal, Irlanda… en Grecia. Sin embargo, los mismos que ayer miraron para otro lado, hoy imponen condiciones de exclusión, reprochando la mentira.

Hemos repetido nuestra historia por no recordarla.

 

La crisis dura ya muchos años. La gente necesita volver a la normalidad, pero evidente, no queremos volver a la normalidad de antes. Es necesario que nos planteemos una nueva normalidad, para no repetir la misma historia.

Una nueva normalidad sustentada en los valores éticos, como guía de conductas y procesos.

Una nueva normalidad empresarial que apueste por generar talento, en lugar de generar solamente dinero. “El human age institute“, es un buen ejemplo que apuesta por esta idea y es un proyecto ESPAÑOL.

En el mundo laboral, el intercambio de la ajeneidad, del simple trabajo a cambio de dinero, debe dejar paso a la iniciativa, a la apuesta por el valor. Los empresarios deben aprender ilusionar con su proyecto, a hacer participes del beneficio a quienes quieran trabajar con él y no solo para él. Si se quiere cambiar las castas empolvadas del “ellos y nosotros”, hay que fumigar las viejas polillas del parasitismo sindical que necrosan la economía. Se tiene que fomentar la integración del equipo, con la ilusión de un proyecto común.

Uno de los pioneros de esta idea fue Sergio Fernandez planteando  El nuevo paradigma laboral

 ¿Y en nuestra profesión?

El abogado del pleito, el abogado del lío, de papeles confusos, de enredos… hay que ventilar.

Cambiar radicalmente las ideas, empezando por nosotros mismo : por ti  y por mí.

7b58617549182f3ce70bf895c7226431_XLIlusionarnos con que tenemos mucho que aportar a los demás. Una función de la abogacía que ayude a crecer en los proyectos, a evitar los conflictos, en lugar de limitarse a resolverlos, a mediar pronto en las diferencias.

Las redes sociales gritan por un mundo más honesto y la práctica de nuestro trabajo, debe ayudar a conseguirlo.

Nuestra profesión se sustenta en la confianza. Pero, ¿Generar confianza con un clic, es posible? Supone comenzar por dar siempre un presupuesto. Por no limitarse a trabajar, para ganar dinero. La honestidad no se predica, se practica. La idea de una apuesta generosa: dar a cambio de nada, es el comienzo de la interacción en las redes sociales.

La abogacía debe dar paso al ejercicio de las tres “Es”: Experiencias. Expectativas. Emociones.

El cliente nos trae sus Experiencias.

Nuestro estudio le genera Expectativas.

Cuidamos de la persona, cuidando sus Emociones.

El cliente que vuelve a tu despacho, el que te recomienda a otro cliente, no es aquel al que le ganaste el pleito. Es aquel al que has cuidado emocionalmente: aliviando sus miedos y generando ilusiones.

Me dirás: ¿Y … ya está?

Si te lo cuento todo, tú… ¿que pones?

Crea.

Si quieres colaborar conmigo, ve pensando como mejorar nuestra profesión a lo largo del verano. A la vuelta compartiremos las ideas.

¡Felices vacaciones!

 

Hace un año que nació este Blog.

Posted on

primer cumpleañosHace un año que publiqué la primera entrada en este blog. Pasé varias semanas mirando si había alguna visita: NADA.

Poco a poco se han ido difundiendo los artículos publicados. Me asome a Facebook y a las demás redes sociales con bastante miedo al principio y la sorpresa ha sido monumental: más de  20.000 visitas el primer año.

El día con mayor número de visitas fue el día en que publiqué el formulario de la hoja de encargo, (949 visitas en un día, 39,5 visitas por hora).

El artículo más visitado La Jura de cuentas: un mal evitable. con más de CINCO MIL visitas, seguido del artículo sobre  El orden en el trabajo del abogado: Con casi MIL QUINIENTAS VISITAS.

También  me ha sorprendido  la cantidad de visitas de otros países a quienes quiero  agradecer igualmente  la favorable acogida que le han dado a los artículos publicados:

Méjico, Perú, Argentina, Venezuela, Colombia, Estados unidos, Brasil, Chile, Ecuador, Reino Unido , etc.

Quiero agradeceros a todos y cada uno de vosotros el tiempo que dedicáis a este sitio, vuestros comentarios y la ilusión con la que acogéis las ideas y sugerencias que expongo en este blog. Sois la esencia misma del blog.

Cuando publicas un artículo es como cuando tiras un mensaje en una botella al océano: tienes la esperanza de que alguien lea tu mensaje que alguien rescate la idea, la pueda usar, la haga suya. Por eso vuestros comentarios me animan y dan vida a muchos de los artículos que escribo.

Mi ilusión es compartir mi experiencia. Mi experiencia se llena con vuestra ilusión:

A todos vosotros un MILLÓN de GRACIAS.

Saturnino Solano.

VISITAS DEL MUNDO

 

ELOCUENCIA JURÍDICA Y COMUNICACIÓN EFICAZ

Posted on Actualizado enn

 

megaphhhone¿Qué es la elocuencia?

(Rae) ELOCUENCIA: Facultad de hablar o escribir de modo eficaz para deleitar, conmover o persuadir.

Ángel Osorio y Gallardo en su libro “EL ALMA DE LA TOGA”, cuando habla del arte y la abogacía, diferencia nuestra profesión de otras, por el uso de la palabra, diciendo: “…mientras otros tienen como elementos de expresión la aritmética, la química o el dibujo lineal, nosotros usamos la palabra escrita y hablada, es decir, la más noble, la más elevada y artística manifestación del pensamiento, y no la palabra escueta y árida que basta para explicar botánica o planear una industria eléctrica, sino la palabra cálida, diáfana, persuasiva, emotiva que ha de determinar la convicción, mover a la piedad, deponer el enojo o incitar a la concordia: la palabra con arte. Si el abogado no es orador y escritor, no es tal abogado.”

Por tanto podemos decir que hablamos o escribimos con elocuencia, cuando nuestra comunicación es eficaz.

Los cuatro pilares de la elocuencia jurídica:

make your choice1º Define la finalidad de tu comunicación: ¿qué pretendo lograr?

Toda comunicación verbal o escrita tiene una finalidad concreta.

Definir previamente la finalidad de lo que vas a decir, requiere pensar antes de hablar o de escribir.

Si practicas esta primera reflexión, te darás cuenta de que en muchas ocasiones, tu ego se antepone a la finalidad de tu comunicación, distorsionando su objetivo y llevándote a emplear formas de comunicación que le den protagonismo a él: ofendiendo, exagerando, despreciando, gritando… Y la finalidad pretendida: “determinar la convicción, mover a la piedad, deponer el enojo o incitar a la concordia”, se quedan sin cumplir.

La diferencia entre vencer o convencer, son algunas de las claves de la comunicación eficaz.

Es necesario pensar primero, la finalidad real de la comunicación.

Definir el objetivo de la comunicación, requiere serenidad. Si estas alterado, es porque tu ego reclama protagonismo, se siente herido, quiere tener la razón. Esto te impide ver con claridad cual es el objetivo de tu comunicación. Relájate: sal, vete a correr, de compras, al cine. Cuando vuelvas, tu ego habrá perdido su influencia sobre ti. Verás de otra forma las razones alegadas. Tus argumentos serenos cobrarán vida, llenándose de rigor y de elocuencia. Sabrás entrelazar los hechos, verás la importancia de las normas, el error del juez, la interpretación sesgada del contrario. Ahora puedes empezar a pensar, a tomar tus notas, a confeccionar el mapa mental de tus ideas.

Con el ánimo sereno, ubica tu comunicación en el conjunto del asunto y valora su necesidad y conveniencia.

Un asunto profesional tiene un objetivo primordial: La defensa concreta de unos intereses de tu cliente: lograr una pretensión clara, concreta y definida.

A lo largo de la vida del asunto hay muchas pequeñas batallas. Desde cambiar una cita varias veces, porque el compañero contrario tiene la agenda apretada, y a ti no te da la gana, por que sientes envidia de su mucho trabajo, o diversos incidentes y recursos intermedios que, realmente, no resuelven nada. Por eso antes de escribir, trata de ubicar tu escrito en el conjunto del asunto para valorar su importancia. Analiza los beneficios y los perjuicios. Repasa tu estrategia procesal.

Una vez tengas clara la finalidad y conveniencia de tu comunicación, prepara un esquema mental o mapa de tus ideas, para luego desarrollarlas. Haz una lista de tus argumentos. A mi me ayuda mucho usar una pizarra, para pensar.

elección del destinatarioDefine quién es el verdadero destinatario de tu mensaje.

Saber quién es el destinatario de tu comunicación es muy importante. A veces, más importante que tus argumentos.

En el mundo de la administración de justicia hay muchos intervinientes: desde el juez que termina poniendo la sentencia, hasta el funcionario que lleva el expediente, pasando por el o la secretaria que “dirige” el trámite del procedimiento. Esto es conocido y evidente. Lo que no es tan conocido ni evidente, es como se comunican entre ellos y quién es el autor material de las resoluciones que a ti te notifican. Entre otras razones, por que cada juzgado lo hace de forma diferente.

Hay juzgados donde la secretaria o secretario es quien “minuta” los trámites: dícese de un post-it amarillo que pega en la tapa del asunto con ciertas instrucciones, (denegándote normalmente lo que has pedido), mediante unos garabatos del tipo: “trsldo a otr prte y al otrosí otro no”. Jeroglífico que el funcionario traducirá en alguno de los formularios o plantillas que disponen los ordenadores de la administración de justicia y que se convierte en la resolución que finalmente tendrás que recurrir.

Hay otros juzgados que funcionan al revés, es decir, quien “minuta” es el funcionario y se lo pasa a la secretaria o secretario para que le dé su visto bueno. Esto sucede con funcionarios más veteranos, en los que el secretario o secretaria suele confiar. Incluso muchas veces proveen y acuerdan los funcionarios directamente y lo pasan a la firma sin más. Esto es mucho más frecuente de lo que te imaginas.

También hay juzgados “embudo”, en los que todo pasa por el Juez. Si este es eficaz, funcionan bien. Si, por el contrario, su Señoría llega a las 10 y a las 13 ya se ha ido, funciona mal. Muy mal.

Y como sé yo, cuál es mi caso: Búscate una buena procuradora. Uso el femenino por dos razones: una, porque esta profesión que, cuando yo empecé a ejercer estaba vetada a las mujeres, no sé muy bien porqué, hoy la ejercen en un 80% las mujeres. Y en segundo lugar porque, en lo que se refiere a esta función concreta, la mujer tiene mucha más empatía que el hombre y llega a conocer mucho mejor esos detalles.

En muchas ocasiones una buena gestión del procurador, evita tener que recurrir una resolución equivocada, “promoviendo” la rectificación “de oficio”.

InteligenciaEmocionalV3º. La inteligencia emocional en el razonamiento.

Los dos pasos anteriores, definir la finalidad de la comunicación y su destinatario, hay que analizarlos bajo el prisma de la inteligencia emocional. Lograr el objetivo que pretendemos, depende en gran medida de la empatía de nuestra comunicación. Si somos capaces de analizar cuál es el estado emocional de la persona a la que tenemos que convencer (en esencia eso es la empatía) y cual será su reacción ante nuestros argumentos, nos resultará mucho más sencillo emplear la forma más eficaz para convencerlo.

A veces, tenemos la razón. Toda la razón. Tenemos tanta razón, que nuestro ego se envanece, se hincha y se engorda como una morcilla y nuestros dedos van directos a las teclas del ordenador y lo primero que hacen es BLOQUEAR LAS MAYUSCULAS Y LO SEGUNDO PONER LAS LETRAS EN NEGRITA, y después escupimos nuestros argumentos, rugiendo que son unos burros, ignorantes que lo pone la ley…. QUE TENGO RAZÓN!!!!

Si quien tiene que rectificar un error, recibe una riña, antes que darnos la razón, se defenderá. También buscará tener la razón, justificar su proceder, salir ganador de la batalla que TÚ, has iniciado con tus formas. Te costará mucho más lograr el cambio si riñes, porque la riña va directa al ego del reñido para ofenderle. La riña no quiere convencer, solo quiere vencer.

Si obras con inteligencia y sin pasión, cuando tengas la razón y quieras lograr que alguien rectifique su error, bríndale tú el argumento, allánale el camino:  La resolución acuerda… cuando el artículo … determina… . Este error, comprensible, por cuanto…., debe ser rectificado y por ello…”

Cuando brindas argumentos para el cambio, además de dar razón a tu argumento, allanas el camino a tu razón.

GRITANDO AL ORDENADOR4º. La forma adecuada en el argumento.

La elocuencia se lleva mal con su “prima” grandilocuencia. Entre otras razones porque es gorda y lo hincha todo de forma exagerada, da rodeos innecesarios, nunca va al grano, se pavonea en las formas sin decir claramente lo que quiere.

Me han dicho que una vez grandilocuencia, llegó a escribir un libro sin decir nada. ¡Capaz será! Es una engreída que no llegará nunca a ser nada.

La elocuencia es modesta por su eficacia. Solo busca su objetivo.

Si quieres evitar que en tus escritos y alocuciones surja grandilocuencia sin ser invitada, ten presente estas normas:

Nunca empieces una frase con un gerundio: retuerce toda la oración.

P.ej. “Comiendo estábamos en el salón, cuando llamaron a la puerta”.

En lugar de: “Estábamos comiendo en el salón, cuando llamaron a la puerta.

El comienzo de la frase con un gerundio, es una forma de llenar de grandilocuencia innecesaria la oración, dando exceso de protagonismo a la acción “Comiendo”, cuando lo importante es lo que sucede después: que llamaron a la puerta.

La devoción por el gerundio, en el lenguaje jurídico, tiene sus raíces en el antiguo artículo 372 de la Ley de enjuiciamiento civil de 1.881, que imponía a los jueces, la fórmula sacramental para redactar sus sentencias: En párrafos separados, que principiarán con la palabra «resultando», se consignarán con claridad, y con la concisión posible, las pretensiones de las partes…También en párrafos separados, que principiarán con la palabra «considerando», se apreciarán los puntos de derecho fijados por las partes…”,

Los abogados en particular y los juristas en general, tenemos devoción por lo rimbombante y por los formulismos de todo tipo. Aunque no sepamos para que sirven, ni cual es su sentido. Piensa cuantas veces escribes al día, en el encabezado de tus escritos, y como mejor proceda en derecho…”

 ¿No se supone que eres tú, el abogado? ¿Cómo es que no sabes cual es la forma en que debe proceder en derecho?

Confiarías en un médico que en su receta prescribiera: “Tómese lo que mejor le convenga para la curación del paciente”. Si tú eres el profesional, debes saber como debe proceder en derecho.

Evita las oraciones subordinadas largas: Desconectan el sentido de la oración principal y complican la comprensión de tu argumento. Evita también, las oraciones subordinadas, dentro de otra subordinada:

“El acusado que era conocedor de que la victima estaba sola en su casa y que su marido, de quien se estaba divorciando, se había marchado de viaje, entró en la casa y la violó”.

Al final no sabes, si quien entró en la casa fue la víctima, el acusado, el marido de la victima que regresó del viaje, o un vecino que pasaba por allí.

Cuando tengas que expresar varias ideas, usa el punto y seguido y comienza con una nueva oración.

“El acusado sabía que la víctima estaba sola. Su marido, de quien se estaba divorciando, había salido de viaje. El acusado, aprovechando esta circunstancia, entró en la casa y a violó.

La inspiración requiere trabajo, pero si logras disfrutar con tu trabajo, la inspiración surge sin esfuerzo. La ilusión lo impregna todo. También la razón de tu argumento.